ROTUNDAMENTE EN CONTRA

Pablo Caballero Payán @pablocpayan La exhibición de Dani Ceballos con la Selección Sub 21 el pasado martes ha provocado en la redes sociales la apertura de un debate sobre si debería el Real Betis Balompié intentar conseguir la cesión del mediocampista utrerano en el mercado invernal. El título de este artículo deja clara mi respuesta.

Los que están a favor de la vuelta de Ceballos argumentan que sería ideal para el futbolista contar con minutos para tener posibilidades de disputar el Mundial de Rusia en el próximo verano. También, obviamente, el conjunto bético tendría la suerte de contar para la segunda mitad de la temporada con un futbolista de notable calidad. Los dos argumentos son perfectamente razonables, pero aun así, me opongo a su hipotético retorno.

Dani Ceballos y su entorno se precipitaron saliendo del club verdiblanco en verano. Todos sabíamos que las oportunidades que iba a tener en el Real Madrid iban a ser muy inferiores a las que tendría en Heliópolis. Pero optaron por el dinero en lugar de por la proyección futbolística del joven centrocampista. Habría sido más beneficioso deportivamente para el jugador quedarse en el Betis, ser aquí capitán general del equipo y tener muchísimas más opciones de acudir a la Selección Absoluta.

Debería haber aceptado la renovación, aumentando su cláusula de rescisión y, siguiendo con las hipótesis, haber salido por mucho más dinero del que lo hizo. No quisieron pensar en el beneficio económico que obtendría el Betis de haber hecho las cosas de esta manera y ahora me parece absurdo facilitarle las cosas al jugador. Que se busque los minutos en el Real Madrid o en cualquier otra parte, pero aquí no.

Ojalá que Ceballos sea capaz de convertirse en un superestrella del fútbol defendiendo la camiseta blanca del club madridista. Debe asumir con todas las consecuencias su errónea decisión veraniega. Y si por el contrario no triunfa y dentro de un par de temporadas se plantea regresar al club que le puso en el escaparate, pues me alegraré de su vuelta. Pero ahora no es el momento. A lo hecho, pecho.

Un comentario en “ROTUNDAMENTE EN CONTRA”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *