2017: AÑO DE POCAS LUCES

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Termina 2017 y, desgraciadamente, la tónica sigue siendo la misma que en años anteriores: las luces en el Betis brillan por su ausencia. Cierto es que ha habido fogonazos esperanzadores y que han iluminado la ilusión del bético, pero no han sido suficientes.

La temporada pasada acabó de manera mediocre, con el cese de Víctor Sánchez del Amo y con Alexis de entrenador transitorio. Hubo la enésima junta de accionistas para ver quién se hacía con el timón del club, con dos candidaturas que optaban a ello. Haro y Catalán, con la inclusión en su proyecto de Serra Ferrer, se llevaron el gato al agua y confiaron en Quique Setién como técnico para el Real Betis. Se ha hecho un importante desembolso económico para reforzar al equipo y la calidad de la plantilla ha subido notablemente.

Tras un comienzo de Liga bastante bueno, casi dos meses sin ganar han provocado que el salto deportivo no haya sido palpable. El equipo ha sufrido goleadas escandalosas y una eliminación bochornosa en la Copa del Rey  ante el Cádiz. Los dos últimos partidos del año han subido un poco la moral del Betis y su afición por el juego y la imagen, pero esto debe mantenerse de aquí a final de temporada para que ésta sea digna y grata para todos.

A nivel institucional la situación ha cambiado radicalmente. Se alcanzó un acuerdo con Lopera y Oliver y ese paquete accionarial ha sido puesto a la venta. Las acciones están ahora muy repartidas entre béticos de base y no hay un accionista que controle una amplía mayoría. Ojala que este nuevo mapa accionarial sirva para que los que mandan comprendan que si lo hacen mal no tienen un colchón de acciones para hacer y deshacer. Creo que esto es positivo para la entidad.

Y en otro orden de cosas, hay que mencionar la buena labor y el papel más que digno del equipo femenino del Real Betis. Las de María Pry están compitiendo muy bien en Primera División y el crecimiento es evidente. No podemos decir lo mismo del Betis Deportivo, que tras conseguir el ascenso a Segunda B, no está cuajando una temporada buena y se encuentra en puestos de descenso a Tercera. Tampoco se están cumpliendo las expectativas en el fútbol-sala, con un equipo que no logra auparse a los puestos de ascenso a Primera.

He dejado para lo último al Betis Energía Plus. Tras descender de categoría, la reclamación del club ante la Justicia sirvió para permanecer en la ACB. La nueva temporada comenzó con diez derrotas consecutivas, a las que le han seguido cuatro triunfos que permiten que el equipo verdiblanco esté vivo en la competición. Ayer tuve la suerte de asistir a San Pablo para ver la victoria ante el Zaragoza y me quedé gratamente sorprendido del ambientazo en el pabellón. Ojala que el equipo de baloncesto crezca y sean pronto un referente en la ACB.

Sin más, y haciendo participe de esta felicitación a mi compañero JJ Barquín, os deseamos a todos los lectores de Sentir Bético un feliz 2018, con la esperanza, que siempre viste de verde, de que el año nuevo nos traiga alegrías. Viva el Betis.

BÉTICOS DE MENTIRA

JJ Barquín @barquin_julio Mañana termina el periodo para adquirir acciones del tramo barato y algunos béticos de postín, de los que se pavonean por la Sevilla de las altas alcurnias, acudirán al derecho de suscripción preferente. En otras palabras, Hugo Galera, Manuel Castaño, Rafael Salas y Adrián Fernández son algunos de los que quieren meter la mano en el tramo de acciones para los tiesos, para los béticos que no tenemos grandes posibilidades económicas.

Y eso que Haro y Catalán hicieron un llamamiento para que ninguno de los llamados “notables” hicieran uso de unas acciones que estaban destinadas a atomizar el club. El mensaje de los actuales gestores estaba lleno de sentido común para intentar un Betis de los béticos. Pero como ya escribí hace unas semanas, ese objetivo era una absoluta quimera, una utopía, una frase preciosa que no se cumplirá jamás. El pez grande se come al chico y utiliza su poderío para seguir siendo más grande, como Galera que alcanzará un porcentaje de acciones cercano al 4 por ciento o Castaño en más de un 7 por ciento. Y si para eso hace falta pasarse por el forro sus críticas al proceso de pacto de julio, pues se hace y tan panchos los dos.

Aún así, fuentes cercanas al club han filtrado que la respuesta de los béticos no ha sido la que se esperaba, por lo que la fiel infantería verdiblanca no ha dado el paso que se nos suponía ante una ocasión única. Las razones podrían ser dispares, pero está claro que la vida no está para bromas y muchos no ha podido o no han querido comprar acciones aunque fueran a un precio asequible y con facilidades.

Lo que está claro es que nada cambiará en el mapa accionarial del club. Los que tienen músculo financiero seguirán mandando y los demás tendremos que seguir animando y apoyando al equipo en las gradas. Eso sí, algunos han quedado retratados en este mes por aprovechar el tramo de las acciones baratas para adquirir más fuerza accionarial. Mientras Gabriel Humberto Calderón, Joaquín y Serra se rascaban el bolsillo, los miembros del comando naftalina metían la mano en las acciones de los béticos de base. Serán accionistas de la entidad pero su beticismo es una gran mentira.

 

 

FELIZ Y BÉTICA NAVIDAD

Con el partido del pasado viernes se ha acabado 2017 para el Real Betis Balompié. Un años con una primera mitad mediocre en la que se sumó una nueva temporada desilusionante y ramplona. Con el inicio de la nueva campaña se renovaron las ilusiones y el juego del equipo y los resultados desbordaron el optimismo y la felicidad verdiblanca.

Pero en los dos últimos meses han aparecido nuevamente las dudas, los partidos vergonzosos y la imagen penosa a la que tristemente estamos habituados. Es cierto que, pese a la derrota frente al Athletic, la imagen ha mejorado y se puede confiar en una reacción del equipo de Setién. Ojala que sea en el próximo partido.

Hasta que llegue ese importante día, disfruten de las fiestas navideñas en compañía de familiares y amigos. Feliz y bética Navidad.

CARA ESTUPIDEZ

Real Betis Balompié 0 – Athletic Club de Bilbao 2 (Raúl García de penalti y Feddal en propia puerta)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Una estupidez de Amat pasada la media hora tiró por la borda las posibilidades de su equipo para obtener la victoria ante un rival que demostró muy poco. Pese a la inferioridad numérica, el Betis tiró de orgullo y mereció mucho más.

Empezó el Betis muy enchufado, muy eléctrico, lo que le llevaba a precipitarse en algunas jugadas. Debió adelantarse el conjunto verdiblanco, pero el chut de Camarasa fue repelido por Herrerín y el poste. Los mismos protagonistas por parte de los vasco impidieron por segunda vez el tanto bético, tras un saque de falta de Joaquín muy similar al del gol fantasma de Málaga. En esta ocasión, no se observa con claridad si la pelota entra del todo o no en la portería bilbaína.

Pero todo cambió en el minuto 34. Ya había avisado el Athletic con un par de ataques peligrosos. En uno de ellos, Feddal salvó el gol sobre la línea, mandando el balón a saque de esquina. En ese córner se produjo la jugada que cambió el partido. Tras un forcejeo entre Amat y Laporte, el defensa visitante se fue al suelo y el bético le intentó agredir lanzándole una patada. Acción muy torpe, innecesaria y estúpida que el árbitro (mal en casi todo) castigó con penalti y expulsión.

No se arrugó el Betis y, a pesar de tener el marcador en contra y contar con uno menos sobre el césped se sobrepuso a estas adversidades y luchó con todo lo que tenía para conseguir el empate. Tuvo varias oportunidades para lograrlo y el público supo reconocerle al equipo el esfuerzo realizado. Ya casi al final, Feddal desvió un pase rival a la red para poner el 0-2 definitivo.

Es una pena que por una acción totalmente evitable se haya esfumado una oportunidad de lujo para sumar otros tres puntos. Además, la crispación originada por esta jugada y por otras en las que el árbitro fue protestado, supuso la expulsión de Setién y Sarabia, que no podrán sentarse en el banquillo de Nervión.

LO MEJOR: la sensación de que el equipo ha reaccionado tras la crisis.

LO PEOR: le evitable expulsión de Amat.

FOTO: Antonio Pizarro (Diario de Sevilla)

ECONOMÍA Y ROMANTICISMO

JJ Barquín @barquin_julio Escribía el pasado Domingo Luis Montoto en ABC un interesante artículo sobre el músculo financiero que ha entrado en este Betis que mira al siglo XXI con esperanza. Los apoyos que han buscado Haro y Catalán son variopintos y como ejemplos se podrían poner algunos empresarios de éxito: Ozgur Unay, ingeniero y socio de UG21 (firma de ingeniería civil); José María Gallego, fundador de Dental Company; Joaquín Caro Ledesma, impulsor de Antea Prevención (Seguridad en el trabajo);

También aparecen Rafael Vázquez Pérez, propietario de Vybsa (distribuidora de ingredientes de pastelería); Juan Manuel Ortega, administrador de Royse (Rodamientos y servicios grandes industrias) o Antonio Guerrero, cabeza pensante de Mariscos Emilio, una empresa sevillana que no precisa de presentación alguna.

Estamos ante empresarios emergentes y otros algo más consolidados en su trayectoria profesional, que podrán aportar -además de ese músculo financiero- sapiencia, experiencia y capacidad para poder mejorar el consejo de administración y todas las decisiones que se deberán tomar en el Real Betis Balompié.

Y es una decisión inteligente de Haro y Catalán abrir la puerta a que entren más accionistas con capacidad para que sean una pieza importante en el control de lo que se hace y deshace en el club. Los dos consejeros podrían haber acaparado muchas más acciones pero han permitido la llegada de más accionistas para hacer más capaz, digno y democrático este Betis moderno e ilusionante.

Queda por saber la respuesta de la afición, de la fiel infantería. Será un paquete accionarial muy fraccionado, pero responde a una promesa de los actuales gestores y a esa idea bucólica y romántica del Betis de los Béticos. Es una oportunidad de seguir unidos al club, de seguir apoyando hasta donde haga falta al club de nuestros amores. Y no dudo que así será.

 

POR FIN BETIS, POR FIN

Málaga Club de Fútbol 0 – Real Betis Balompié 2 (Sergio León y Camarasa)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El Betis puso fin a su mala racha venciendo con total merecimiento en La Rosaleda. Los de Quique Setién terminan la jornada en la octava posición de la tabla clasificatoria, teniendo la sexta plaza a tres puntos y el descenso, para los que quieran saberlo, a nueve. Sorprendió la alineación de los de Heliópolis, con Amat de centrocampista defensivo. El catalán cuajó un partido notable.

Tras unos diez primeros minutos de dominio malaguista el Betis se adueñó de la pelota y empezó a dominar el partido. Sin embargo, las ocasiones eran de los locales, que tuvieron dos muy claras: un cabezazo de Recio y un chut desviado de Keko. Los de Michel desaprovecharon sus oportunidades y los béticos no. En la primera clara que tuvo Sergio León mandó el balón al fondo de la portería tras una buena jugada colectiva. El dominio del Betis se acrecentó y debió marcharse al descanso con una renta mayor, pero ni el linier ni el árbitro vieron como entraba el balón en la portería malaguista tras una falta magistralmente lanzada por Joaquín.

Tras el descanso llegó pronto el 0-2, obra de Camarasa tras otra buena jugada bética. De ahí hasta el final del partido, muchos intentos inofensivos del Málaga y pocas llegadas del Betis. Fue el momento de disfrutar de un futbolista que está por pulir pero que sabe jugar al fútbol. Hablo de Fabián. El canterano dio un recital de manejar a su antojo el tempo del partido, llevando los derroteros del encuentro al sitio que más le convenía a los suyos.

La mejoría que vimos algunos en varias fases del partido frente al Atlético de Madrid se ha demostrado hoy. Sin lanzar las campanas al vuelo y sin euforias injustificadas, parece que, lentamente, el Betis va recuperando sensaciones. Ojala siga así y el viernes logre una victoria que, a buen seguro, hará que se vean las cosas de otra manera.

LO MEJOR: reencontrarse con la victoria y el partido de Fabián y Amat.

LO PEOR: las facilidades defensivas de Durmisi y la nula aportación de Tello.

FOTO: RTVE

NÚMEROS FRENTE A SENSACIONES

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Dicen que las comparaciones son odiosas pero, a riesgo de que esto ocurra, voy a comparar la situación actual del Real Betis Balompié en la clasificación liguera con la de las dos temporadas anteriores tras quince partidos disputados.

tbla

Viendo los datos de la tabla podemos asegurar que, a pesar de que en esta temporada se están cosechando los resultados más negativos (menor cantidad de puntos y más goles recibidos), el Real Betis está más cerca de los puestos europeos que en las temporadas anteriores. Esto se debe a que la sexta plaza es la más barata de las últimas tres ligas.

Es decir, que por mucho que la imagen del equipo de Setién haya sido bochornosa en desde finales de octubre, conseguir una clasificación digna e ilusionante está más cerca que nunca. Esta obviedad habría que tenerla muy en cuenta si no fuera porque la dinámica del Betis es tan mala y preocupante que pensar en una mejoría es descabellado.

Por mucho que el juego de los verdiblancos mejorara considerablemente en muchos instantes del partido frente al Atlético de Madrid, existen muchas dudas de que esa mejoría se haga patente el próximo lunes en La Rosaleda. Todos estos años de mediocridad y desilusiones han provocado que muchísimos béticos recelen de un cambio para bien en las prestaciones del Betis.

Los optimistas podrán argumentar que este año hay mimbres para mejores resultados y que el equipo ya ha demostrado que puede rendir a un nivel notable. Pero en contraposición a este argumento, se puede pensar que el equipo, entre importantes bajas por lesión y por la incapacidad de Setién para revertir la situación, no podrá poner fin a la mala racha mientras el técnico cántabro siga entrenando al Betis. ¿Quién lleva razón? Pues ya veremos.

ETERNO AGRADECIMIENTO, DOCTOR

JJ Barquín @barquin_julio Podría hoy escribir de los buenos 45 minutos que se hicieron ayer frente a los colchoneros. Podría analizar otro ejemplo de arbitraje sibilino vivido en esta liga dominada por las grandes. O podría narrar la alegría que supone escuchar a Feddal frente a la actitud pelotera y bochornosa de un periodista a sueldo del poder establecido. Pero quiero escribir del momento de enorme tristeza que viví ayer en mi localidad de Gol Norte.

Fue cuando el Dr. Calero saltó al césped a atender a un jugador verdiblanco. Toda la grada donde se ubican los radicales y algunos más cantaron “Calero no lo toques, Calero no lo toques”. He de reconocer que hace algunos partidos, un aficionado cercano a mi asiento lo soltó en plan chascarrillo y no me supuso una incomodidad. Fue una ocurrencia como otra cualquiera en un espectáculo que se presta a las bromas y agudezas de este pueblo tan dado a ellas. Pero lo de ayer fue una absoluta falta de respeto a un profesional mayúsculo.

No tengo el gusto de conocer al Doctor Calero y supongo que lo que escribo no lo leerá nunca, pero me gustaría dedicarle este post. Me gustaría que pudiera notar y recibir el tremendo cariño y el eterno agradecimiento de la afición verdiblanca por su trabajo y dedicación al Real Betis. Más de veinticinco años al frente de los servicios médicos del club merecen un tremendo respeto y un reconocimiento que ayer se lo denegaron unos descerebrados que solamente saben denigrar y ofender al resto.

Me indican mis contactos en el mundo de la medicina, que Tomás Calero es un tipo con gran reputación y carisma en el mundo de la medicina deportiva y que cuenta con el reconocimiento de los doctores de los restantes equipos de nuestro país. Por sus manos han pasado muchos jugadores y muchas lesiones a lo largo de sus veinticinco años de entrega al Real Betis, siempre resueltas con la sapiencia del buen galeno que es.

Seguramente habrá tomado decisiones discutibles, pero la medicina aún siendo una ciencia permite las apreciaciones de los expertos en la materia. Los que ayer se mofaron desde la grada, no entenderán que aunque creamos que las lesiones se alargan en nuestro club, ninguno hemos hecho un seguimiento del resto de los clubes. Seguro que habrán surgido dificultades y lesiones que se habrán alargado pero solamente salen los avances y las recuperaciones milagro, porque vivimos en la era de las noticias “asombrosas”. Además, en las recuperaciones y en el seguimiento de las lesiones, influyen muchos factores como la musculatura del jugador, etc.

El club pretende modernizar el área médica y es tal la confianza en Tomás Calero que está participando en el diseño de los servicios médicos del club. Esa es la mejor demostración de su trabajo, de su experiencia, de sus conocimientos, de su entrega al club. El Dr. Calero con su trayectoria merece el reconocimiento de todos los béticos. Y de algunos que no lo son. Y si no pregunten a Miguel García, el que fuera jugador del Salamanca, cuando lo sacó de una parada cardíaca en pleno partido del Betis en el estadio Helmántico.

INSUFICIENTE MEJORÍA

Real Betis Balompié 0 – Atlético de Madrid 1 (Saúl)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Nueva derrota del Betis que, al menos, compitió con decencia frente a un rival al que le bastó con aprovechar una ocasión para llevarse los tres puntos del Villamarín. La racha negativa de los verdiblancos ha provocado que el equipo de Setién empiece a mira de reojo los puestos peligrosos de la clasificación.

Hasta el gol de Saúl a la media hora de juego el Betis dominó y generó un buen fútbol que no supo o pudo culminar en goles. El juego bético se pareció al de principios de temporada, pero no fue suficiente como para doblegar al conjunto de Simeone. A partir del tanto visitante, el Atlético se encerró en su cueva, sabedor de que las urgencias y la poca chispa del Betis en los últimos metros iban a permitirle defenderse con comodidad. Y así fue. Tras el 0-1, tan solo un disparo de Tello respondido espectacularmente por Oblak inquietó a los rojiblancos. Conforme fue avanzando la segunda mitad, el juego de los de Setién se volvió más lento, previsible e inofensivo.

Esta nueva derrota provoca que el Betis empiece a verle las orejas al lobo y debe conseguir un par de victorias que despejen totalmente las dudas. Si el juego y la actitud de los próximos partidos se parecen a la primera media hora de hoy, la solución a los problemas del equipo de Setién estará más cerca de solucionarse. Veremos que ocurre.

LO MEJOR: el juego de la primera media hora

LO PEOR: que la racha negativa de resultados sigue sin cortarse y la lesión de Guardado.

FOTO: Antonio Pizarro (Diario de Sevilla)

EL TIEMPO LO DIRÁ

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Anda uno todavía dándole vueltas a la cabeza sobre qué es lo que le está pasando al Real Betis Balompié. El declive del último mes y medio es inaudito y bastante extraño y dar una explicación lógica es complicado. Hay varias teorías al respecto que circulan por los medios de comunicación y las redes sociales y ninguna termina de convencerme, como tampoco lo hace la versión oficial.

Desde el club insisten en que todo es producto de una mala dinámica de resultados que ha afectado anímicamente a la plantilla, sobre todo tras la debacle copera frente al Cádiz. También se esgrime desde la entidad verdiblanca que las lesiones han mermado el nivel competitivo del equipo y los jugadores han dicho por activa y por pasiva que apoyan a Quique Setién de manera incondicional.

Los que están en contra de la gestión de Haro y Catalán apuntan a ellos como culpables, argumentando que todo lo que tocan estos señores se corrompe y se vuelve nefasto y patético, cosa que le ha ocurrido a Serra Ferrer, que ya se ha contagiado de la atmósfera negativa y nociva que envuelve la planta noble del Villamarín. Aclaro que esto es lo que he leído en medios de comunicación y redes sociales. Simplemente lo expongo, y por si a alguien le interesa, no comparto ni una palabra de este párrafo.

Por otro lado están los que creen que detrás de esta crisis hay un tema de dinero. Dicen que la plantilla y la directiva andan de uñas por las primas a percibir y que los jugadores, hartos de la actitud de los dirigentes béticos, están jugando adrede por debajo de sus posibilidades como medida de presión para que sus pretensiones se vean satisfechas. Es más, se ha llegado a comentar que se ganó en el Bernabéu porque se les ofreció cien mil euros a la plantilla por ganarle al equipo de Zidane.

Tras la derrota en Las Palmas yo pensaba que el problema residía en una ruptura irreconciliable entre la plantilla y Setién y que los jugadores, con su actitud pasota y despreocupada, estaban forzando la destitución del técnico cántabro. Y eso es lo que sigo pensando a día de hoy. He de reconocer que no con tanta vehemencia y convencimiento como el domingo por la noche, pero de todas las teorías, es la que más me convence. O la que menos me dejo de creer. ¿Dónde esta el mal del Betis? El tiempo lo dirá.

FOTO: J. M. Serrano Arce/ABC