SERIEDAD SIN PEGADA

Valencia CF 0 – Real Betis Balompié 0

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El Betis se trae de su visita a Valencia un empate sin goles en un partido en el que fue mejor que el conjunto local. A pesar de esa superioridad, podemos catalogar el resultado de justo, porque ambos equipos dispusieron de ocasiones para lograr adelantarse en el marcador.

Los de Setién controlaron casi totalmente el peso y la dirección del partido, sobre todo en la primera mitad. Tras el descanso se igualaron más las cosas y los de Marcelino tuvieron rachas de juego muy intensas y peligrosas para el marco de Pau López. La más clara la tuvo Parejo, que mandó su chut al larguero. Por cierto, el centrocampista madrileño debió ser expulsado en la primera parte.

La más clara del Betis la tuvo Inui. El japonés dribló a Domenech pero no logró impulsar con la suficiente fuerza el balón, que lo sacó Piccini cuando se colaba en la portería del Valencia. También Mandi pudo marcar al cabecear muy centrado un pase de su compatriota Boudebouz, que volvió hoy a la titularidad tras jugar los últimos minutos en Mendizorroza y no ir convocado al derbi.

Lo más destacado del juego verdiblanco fue la solvencia, la tranquilidad y el acierto a la hora de sacar el balón jugado desde atrás. En este sentido, el partido de los centrales fue espectacular, que también destacaron en la seguridad defensiva, sobresaliendo en esa parcela Sidnei. El brasileño cuajó una actuación sobresaliente. Positivo fue también el partido de Junior y Guardado y algunos detalles exquisitos de Lo Celso.

El empate se puede considerar bueno por el rival que tenía el Betis en frente. Da rabia pensar que con un pelín más de acierto de cara a la portería rival se habrían obtenido tres puntos en lugar de uno, pero no nos podemos quejar porque los valencianistas pueden pensar exactamente lo mismo.

LO MEJOR: el buen partido en líneas generales y, en particular, el de Sidnei.

LO PEOR: que cuesta un mundo hacer un gol.

FOTO: arabalears.cat