LO ENMENDÓ A MEDIAS

Real Betis Balompié 2 (Sanabria y Boudebouz) – Getafe C.F. 2 (Bergara y Portillo)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Mal partido del Betis que, al menos, terminó empatando frente al Getafe. Los de Quique Setién hicieron una primera hora de juego desesperante y repleta de fallos e imprecisiones.

Los verdiblancos no le cogieron el pulso al encuentro y cayeron en la trampa del rival. El equipo de Bordalás, marrullero, sucio y antideportivo, se movió como pez en el agua. No es una novedad este estilo en un conjunto entrenado por el técnico alicantino. El Getafe vino a encerrarse, jugar a la contra y usar sus armas: pérdidas de tiempo constantes, faltas por doquier para que se jugara poco y aprovechar jugadas a balón parado. En una de éstas llegó el primer gol visitante. Bergara cabeceó a la red una falta sacada por Antunes. Poco después de la media hora, Portillo aprovechó un mal despeje de Mandi para poner el 0-2 en el marcador y dejar el partido encarrilado para los suyos. Pudo recortar distancias Sergio León antes del descanso, pero se encontró con la mano de Guaita.

No sirvió el descanso para que el Betis reaccionara. Todo lo contrario. Llegaron los peores minutos de los béticos, que estuvieron a punto de encajar el tercer gol en tres claras ocasiones desperdiciadas por el Getafe. Lo que pasó fue que esta vez los cambios funcionaron. El equipo se fue arriba, arriesgando mucho, cerrando con tres defensas y tirando Ha guardado al lateral izquierdo. Sanabria (67) y Boudebouz (86) lograron empatar con dos buenos disparos desde fuera del área. No pudo culminar la remontada pese a que dispuso de un par de jugadas peligrosas. Y por si fuera poco, Mateu Lahoz se sumó a la fiesta del juego sucio de Bordalás descontando tan solo tres minutos.

Debe el Betis en estas dos semanas trabajar duro. Hay que ser más contundentes en las jugadas de estrategia del rival, ya que están costando muchos goles en contra. No puede fiar el conjunto de Setién toda su suerte a remontadas espectaculares. Eso es un riesgo innecesario. Hoy, por lo menos, rescató un punto que tuvo perdido mucho tiempo.

LO MEJOR: empatar un partido que ibas perdiendo 0-2 y los dos buenos goles del Betis.

LO PEOR: la primera hora de juego, que fue una auténtica calamidad.

FOTO: Antonio Pizarro (DIARIO DE SEVILLA)