UN BÉTICO EN PARÍS

JJ Barquín @barquin_julio Dice mi amigo Guille que el Betis no es distinto a otro equipo del mundo. Es sevillista y tiene su visión. Es respetable. Pero yo siempre le digo que en el mundo no hay un club que tenga un lema que conviva con la derrota o gente a la que no le gusta el fútbol pero es del Betis. Son cosas inexplicables, difíciles de entender para el resto de los humanos.

En nuestra larga historia tenemos muchos ejemplos de esa locura y ese sentimiento pasional que nos acompaña desde que un grupo de inconformistas se alejará del eterno rival. Además, entre nuestras virtudes está la de ser grandes evangelizadores. Creo que en otra vida habríamos sido excelentes misioneros, pues donde vamos damos público testimonio de nuestra fe en las trece barras. Disfrutamos llevando el Betis más allá de nuestras fronteras como dice uno de nuestros himnos.

Esta semana he ejercido de misionero verdiblanco en París. Marie Salomé, la hermana parisina de mi pareja como ella dice, nos invitó a su casa de Conflans Sainte Honorine para pasar unos días. Resulta difícil explicar lo vivido en una ciudad tan espectacular y llena de historia como París. Es una delicia pasear por sus calles, disfrutar de sus terrazas, admirar sus monumentos, vivir Montmatre y sentir su cultura y agitada vida. Han sido unos días inolvidables, cargados de grandes momentos por el cariño y la hospitalidad que nos han ofrecido Marie y su familia.

Estos cinco días me han servido para charlar de fútbol con su marido Thierry y su hijo Xavier de la locura del Paris Saint Germain y del Betis, por supuesto. Cómo no se iba a hablar del Betis. De cómo ha quedado el nuevo estadio, de la esperanza que tenemos en el nuevo entrenador y de la ilusión en la nueva plantilla.

La vuelta ha sido dura pero reconforta saber que has conocido a una excelente familia y que Xavier ya tiene su gorra con el escudo de las trece barras. Espero que se acuerde de nosotros cuando vea, por BeinSport, algún partido del Betis. Estoy seguro que cantará los goles del Betis como yo me alegraré que a su París Saint Germain le vaya genial.

Ici cést Paris¡¡¡¡¡¡¡¡ Ici cest Betis¡¡¡¡¡¡¡