PROTAGONISMO BÉTICO EN LA SELECCIÓN

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Al filo del mediodía de hoy se ha dado a conocer la lista que ha confeccionado Luis Enrique para los dos próximos partidos de España, que será el inicio de la Fase de Clasificación para la Eurocopa de 2020. Los rivales serán Noruega (23 de marzo) y Malta (26 de marzo). El primero de ellos se disputará en Mestalla y el segundo en tierras maltesas. Entre los veintitrés elegidos hay cuatro que tiene al Real Betis Balompié como protagonista.

Desde que fuera nombrado seleccionador nacional, el asturiano ha confiado siempre en Pau López como uno de los tres porteros de las convocatorias y Luis Enrique sigue confiando en el guardameta catalán. El otro representante de la plantilla bética que ha sido convocado por España es Sergio Canales. El cántabro está cuajando una espectacular temporada y le ha llegado la justa recompensa a su buen trabajo y rendimiento. Treinta nueve partidos, ocho goles y tres asistencias son los números que avalan la magnífica campaña que Canales está llevando a cabo a las órdenas de Quique Setién.

El premio al centrocampista de Santander es doblemente gratificante. Primero porque se valora el buen rendimiento y segundo porque es extraordinario que Canales tenga la oportunidad de debutar con la Selección Absoluta tras sufrir tres lesiones gravísimas. El cántabro recoge de este modo el fruto a años de sufrimiento, de trabajo duro para volver a ser un futbolista de referencia y le llega en plena madurez y, quizá en el mejor momento de su carrera deportiva.

Los otros dos protagonistas béticos de la lista de Luis Enrique son los canteranos Fabián Ruiz y Dani Ceballos. Sinceramente, lo del utrerano ni me va ni me viene y no me produce ni ilusión ni alegría, pero lo del jugador de SSC Napoli me ha sacado una sonrisa y me alegro muchísimo por él. Creo que el palaciego va a seguir progresando en su juego y se convertirá en un futuro muy cercano en un jugador muy importante. Enhorabuena a los cuatro.

TRES PUNTOS DE ORO

Real Club Celta 0 – Real Betis  Balompié 1 (Jesé)

JJ Barquín @barquin_julio Balaídos ha sido el escenario donde poder comprobar -parafraseando una famosa serie- que sin delanteros no hay paraíso. Lo mejor del partido, tres cosas: los tres puntos; la confirmación de que Tello (si está en condiciones) tiene que jugar siempre y, por último, que no se puede aspirar a muchas cosas sin tener dinamita delante. 

La primera parte fue una repetición de muchos de los partidos que ha propuesto el Betis de Setién: personalidad para dominar, buena circulación de balón pero poca profundidad y movilidad en los metros finales. El Celta también aportaba su granito de arena al renunciar al balón y dejar mucho campo para intentar salir al contrataque. El Betis dominaba pero las llegadas tenían poco peligro, con un Jesé muy participativo y un Canales intentando filtrar pases entre la poblada defensa azulona. 

De este período, se contabilizan tres disparos de Jesé, Lo Celso y Carvalho, además de un cabezazo de Guardado y una falta al borde del área que Joaquín desaprovechó . Llegadas que pueden servir para rellenar el cuadro de estadísticas pero que no ofrecían un peligro real para el cuadro de Fran Escribá. En los primeros cuarenta y cinco minutos, Pau López fue un mero espectador salvando una llegada de Maxi López y una salida de balón que él solito se complicó a dar un mal a Mandi. 

El segundo tiempo comenzó con la lesión de Francis. Una desgracia que trajo una buena noticia pues la entrada de Tello trajo más profundidad por la banda izquierda. De hecho, a los tres minutos de pisar el césped tuvo una gran oportunidad tras un excelente pase de Guardado pero el disparo salió rozando el poste. Desde esa jugada, comenzaron veinte minutos de muy buen juego y de varias llegadas con mucho peligro, entre ellas, una jugada trenzada al borde del área en la que debió disparar Lo Celso pero que por rizar el rizo dio un último pase que fue interceptado por la defensa celtiña. Es una de las cosas que debería cambiar Setién pues para marcar es necesario tirar cuando se tiene la más mínima posibilidad.

Tras esa gran oportunidad, llegó el minuto 80 y el gol de Jesé, tras otra buena entrada por banda de Tello y un disparo que rechazó Rubén. Los últimos minutos del encuentro no existieron por dos razones. Una, por el buen control de la pelota que ejerció todo el equipo y la segunda, por tener enfrente a un equipo que es un muerto viviente, sin alma, sin casta y sin coraje. Tres puntos de oro para seguir soñando con volver a repetir la clasificación europea aunque, para quien escribe esta crónica, surgen muchas dudas ante la falta de un killer. Esperemos que Jesé sea el Loren del año pasado en estas jornadas que quedan.

LO MEJOR: Los puntos, la movilidad de Jesé y su gol que puede darle confianza. El buen partido de Carvalho dirigiendo al equipo.

LO PEOR: La falta de puntería y la falta de un delantero rematador. La lesión de Francis.

Foto de Portada: Mundo Deportivo

DE MAL EN PEOR

Real Betis 1 (Joaquín) -Getafe 2 (Cabrera y Mata)

JJ Barquín @barquin_julio Triste situación en la que se ha metido el Betis en menos de dos semanas. Es la historia de este club pasar del todo a la nada. De estar luchando en tres competiciones, se ha pasado a la decepción más absoluta. Jugadores, técnicos y afición han entrado en una depresión que puede llevarnos a destrozar en mil trozos la presente temporada.

Comenzó el Betis con su habitual circulación de balón pero algo más directo, ya que los tres centrales enviaban pases largos a Guardado y Canales para buscar las espaldas de los defensas azulones. De hecho, una buena entrada del mejicano provocó una ocasión de Loren. Tras esos primeros minutos, el Getafe comenzó a adueñarse del centro del campo y con muy poco se puso por delante en el marcador con un excelente cabezazo de Cabrera. 

Era el minuto 20 y hasta el descanso el Betis de Setién ofreció la peor cara de la temporada. Impreciso, acelerado y mal colocado, el equipo de Bórdalas dio un recital de fuerza, carácter colocación e inteligencia para llevar el partido a sus intereses. Para terminar de completar este akelarre futbolístico, Mata aprovechó el enésimo error de la defensa verdiblanca para hacer el segundo y poner el grito de “Quique vete ya” en todo el estadio.

En la segunda parte, Setién sacó del campo a Barragán y Sergio León para dar más profundidad con Joaquín y Jesé. Se notaron los cambios pues el Betis volvía a jugar con once hombres de campo, ya que plantear un partido con los sustituidos es como jugar con dos menos. Ni aportan absolutamente nada, sobre todo, Sergio León que ha perdido totalmente el norte. 

No es que los cambios modificaran mucho el juego del Betis pero entre el paso atrás del Getafe y la aportación de Joaquín y Guardado por la banda, el equipo de Setién comenzó a merodear al área de Soria. Fueron minutos de oportunidades para los verdiblancos pero la puntería de Loren o de Lo Celso está bajo mínimos y así es muy dificil remontar o ganar partidos.

El gol de Joaquín en una buena jugada de asociación de banda a banda sirvió para pensar en que se podía recuperar el tiempo perdido en los primeros cuarenta y cinco minutos. Un gol de Jesé podría haber sido el empate pero el colegiado lo anuló y en ese momento se terminaron las opciones del conjunto verdiblanco. 

Quedan 12 jornadas para poder volver a conseguir entrar en Europa y todos debemos remar para conseguir el objetivo. Gritar al equipo y al entrenador es una opción que cada uno debe valorar pero no ayudará en nada. Cuando termine la temporada será el momento de hacer balance y de tomar decisiones. Y por supuesto de pensar en otro entrenador si la ocasión lo merece.

LO MEJOR: La aportación incansable de Canales.

LO PEOR: La primera parte y la falta de puntería del equipo.

EL PASE SE PERDIÓ HACE TRES SEMANAS

Valencia CF 1 (Rodrigo) – Real Betis Balompié 0

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El Betis no pudo ganar en Mestalla y el Valencia CF es, merecidamente, finalista de la Copa del Rey. Rodrigo en la segunda parte se encargó de dar la puntilla a una eliminatoria que se perdió, en un amplio porcentaje, en el partido de ida tras desaprovechar el conjunto de Setién un 2-0 favorable. Ahora toca centrarse en la Liga para volver a Europa la próxima temporada.

Cuando terminó la primera parte fue inevitable soñar con la posibilidad de lograr el pase a la Final del Villamarín. El Betis estuvo serio, tuvo sus ocasiones y no le perdió la cara al partido. Una falta de Canales desviada a saque de esquina por Jaume, un chut de Jesé desviado por el portero valencianista y un cabezazo de Mandi que se fue fuera por poco fue el trío de oportunidades que tuvieron los verdiblancos para adelantarse en el marcador. Obviamente, los de Marcelino también tuvieron sus posibilidades a la contra, pero ninguno de los dos equipos tuvo la puntería bien afinada.

Pero tras el descanso el partido cambió para mal. Los de Setién salieron adormecidos, sin intensidad y con poco entusiasmo. Eso lo aprovecharon los locales para poner el 1-0 por mediación de Rodrigo y dejar finiquitada la Semifinal. De ahí al final del encuentro fue un quiero y no puedo del equipo de Heliópolis, que acabó con Feddal como referencia en ataque. Este detalle tiene que ser tomado en cuenta por la Dirección Deportiva bética y hacérselo mirar. No podemos pretender jugar una Final o lograr metas altas si este el tipo de recursos desesperados para lograr un gol.

El camino copero que ha terminado en Mestalla podemos calificarlo como bueno. Ojala que los mayores problemas del Betis en los años venideros sea caer en Semifinales. Pero este dato no debe ser tomado con complacencia y creer que todo es de color de rosas. Hay muchas cosas que mejorar, teniendo como punto número uno de la lista de mejoras la necesidad de encontrar un delantero centro goleador. Esa es la esencia de este juego. Sin gol, no hay fútbol.

LO MEJOR: la imagen de la primera parte.

LO PEOR: el bajón de la segunda mitad y acabar con Feddal como referencia ofensiva.

Foto de Portada: EFE

NOCHE PARA OLVIDAR

Real Betis 1 (Lo Celso) – Stade Rennes 3 (Bensebaini, Hunou y Niang)

JJ Barquín @barquin_julio Noche aciaga para el beticismo que vio como el equipo perdía con estrépito ante los galos del Rennes. Mala imagen la ofrecida por los hombres de Setién que mostraron siempre una incapacidad absoluta para poder superar una eliminatoria que se puso cuesta arriba pronto. Golpe duro cuando todavía faltan muchos partidos para terminar la temporada y las sensaciones que transmite el equipo no son las mejores. Habrá que levantare y seguir luchando mucho para volver a conseguir plaza europea.

El equipo bretón comenzo muy fuerte, presionando con ahínco y no dejando pensar a los hombres de Setién. Cada balón dividido era siempre para los rojinegros y el Betis daba la sensación de no estar en el partido, de no tener la tensión necesaria para afrontar un encuentro tan importante. Solamente algunos detalles de Jese y las arrancadas de Canales abrían una esperanza a que la situación cambiará.

Pero en ocho minutos, el desastre se consumó gracias a un cabezazo y a un error defensivo en cadena. En dos zarpazos los franceses ponían muy complicada la eliminatoria. El golpe fue tremendo pues el Betis se fue casi diez minutos del partido. En ese tiempo se vio un equipo impreciso, sin facilidad para circular el balón y muy atascado, tras la tela de araña que puso en el centro del campo Julien Stéphan. Antes del descanso, una buena triangulación concluyó con el remate del mejor delantero que tiene ahora mismo el equipo, lo que habla de la planificación y las lecturas que han realizado el cuerpo técnico.

Una leve esperanza se abría para recapacitar y pensar soluciones en el descanso. Pero la segunda parte fue un quiero y no puedo de los verdiblancos. Muchas imprecisiones, centros horrorosos, poca profundidad y demasiada precipitación hicieron que las opciones se fueran desvaneciendo como un azucarillo. Además, desde el minuto sesenta y cinco, el equipo evidenció un bajón físico tremendo que fue haciendo más fácil la labor defensiva de los bretones.

Lo mejor: La movilidad de Canales hasta que le duró la gasolina y las ganas de hacer cosas de Jesé.

Lo peor: La incapacidad del equipo y la sensación de estar al borde del colapso físico.

Foto: ABC

LO HIZO CASI TODO BIEN

Real Betis Balompié 1 (Lo Celso) – Deportivo Alavés 1 (Maripán)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Solo la falta de puntería ha impedido que el Real Betis lograra una más que merecida victoria frente al Deportivo Alavés. Los fallos en la definición han sido fundamentales para no sumar los tres puntos ante un rival directo, en un partido marcado por la lamentable y ridícula actuación de Mateu Lahoz, un árbitro que pretende ser protagonista con su dislocada manera de arbitrar.

Sorprendió el planteamiento de Setién al colocar a Lo Celso como falso nueve e intentar abrir más el ataque con Jesé y Lainez por las bandas en ataque. Y el plan dio resultado porque el Betis dominó prácticamente en su totalidad el encuentro. Antes del cuarto de hora, Lo Celso aprovechó el rechace de un defensor rival después de que Pacheco evitara el gol de Jesé para enviar el balón al fondo de la red.

Los verdiblancos dominaban claramente y a la media hora llegó la jugada polémica del partido. El delantero canario, muy activo en la primera mitad, sorteó al portero alavesista y su chut fue sacado antes de que toda la pelota entrara de nuevo en la portería visitante. Y casi a renglón seguido, un saque de falta lateral del Alavés acabó en el gol del empate tras varios balones aéreos ganado por los vascos. De ahí al final de la primera parte el Betis tuvo algún que otro susto en contra y también pudo anotar por mediación de Guardado.

La segunda mitad fue exclusivamente dominada por los de Heliópolis. Los de Abelardo se encerraron sin miramientos y los de Setién intentaron por todos los medios posibles lograr el segundo gol. Eso habría sido más fácil si el patético Mateu hubiera expulsado a Duarte. No lo hizo y la empresa fue más complicada, aunque ocasiones no faltaron, como una clarísima de Loren casi con el tiempo cumplido, pero el delantero marbellí erró el cabezazo a bocajarro ante Pacheco.

De nada sirve lamentarse porque esto no para y el jueves hay que refrendar el buen empate logrado en Francia para avanzar en la Europa League. Hoy se ha perdido una oportunidad de ganar pero el equipo ha transmitido muy buenas sensaciones. Esperemos que en los próximos encuentros estén los jugadores béticos más atinados de cara a gol. Con esta entrega y actitud seguro que así será.

LO MEJOR: el buen juego desplegado y la actitud de los futbolistas.

LO PEOR: no ganarle a un rival directo.

Foto de Portada: diariodesevilla.es

DEL RIDÍCULO A LA ESPERANZA

Stade Rennais FC 3 (Hunou, Javi García en propia puerta y Ben Arfa de penalti) – Real Betis Balompié 3 (Lo Celso, Sidnei y Lainez)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El Real Betis se trae de tierras francesas un valioso empate a tres en un partido que llegó a ir perdiendo en dos fases del mismo por dos goles de diferencia. La semana que viene en el Benito Villamarín los verdiblancos deberán mostrarse más seguros en defensa para no tener problemas que le impidan clasificarse para la siguiente ronda de la Europa League.

Lo que ocurrió en los primeros compases del partido fue un esperpento, un ridículo espantoso del equipo de Setién. Los errores en cadena, la falta de intensidad y concentración y el inexistente amor propio dieron como resultado un 2-0 en diez minutos que hacía presagiar una noche espantosa. Pero se repuso el Betis y empezó a hilar jugadas de ataque que comprometían a los bretones. Se lesionó Júnior y la entrada de Lainez le dio más alegría, velocidad y verticalidad a los de Heliópolis.

Pasada la media hora recortó distancias Lo Celso pese a que su chut a puerta contó con un resbalón que le dio suspense a la jugada. Le vino bien el tanto a los de Setién que se adueñaron por completo del control del partido y pudieron hasta empatarlo antes de que el árbitro griego señalara equivocadamente penalti de Guardado. Ben Arfa lo transformó, llegándose al descanso con un desalentador 3-1.

La segunda parte fue claramente verdiblanca. Los locales acusaron la intensidad con la que presionaron al comienzo del partido y dieron varios pasos atrás. El Betis intentó abrir la lata de todas las maneras posibles, lográndolo finalmente en dos jugadas a balón parado. Primero fue Sidnei el que cabeceó al fondo de la portería una falta magistralmente botada por Joaquín. Y cuando el partido llegaba a su fin, Lainez recogió un balón suelto en el área tras un saque de esquina para establecer el 3-3 definitivo, que pone a los andaluces con la eliminatoria más favorable que al rival por aquello del valor doble de los goles en campo contrario en caso de empate.

Dentro de siete días tocará certificar esta ventaja, esperando que los jugadores que alinee Quique Setién salgan con la lección bien aprendida y no repitan el vergonzoso e intolerable comienzo de partido realizado el domingo en Leganés y hoy en Rennes. Y todo eso sin olvidar que el próximo encuentro liguero es ante el Deportivo Alavés, un rival directo en la lucha por las plazas europeas de la Liga.

LO MEJOR: la reacción del equipo y el resultado que se trae para el partido de vuelta.

LO PEOR: el bochornoso y ridículo comienzo de partido y la lesión de Júnior.

Foto de Portada: eladelantado.com

HUMILLACIÓN INACEPTABLE

CD Leganés 3 (En-Nesyri los tres) – Real Betis Balompié 0

Manuel Rey @ManuReyHijo Partido a priori complejo el que le esperaba al Real Betis en Butarque por diversas razones. Y es que a pesar de su mala clasificación el Leganés era un equipo fuerte en su estadio (solo una derrota ante el Villarreal), el club de La Palmera nunca había conseguido derrotarlo a domicilio durante este siglo, los verdiblancos llegaban al Sur de Madrid con varias bajas relevantes (Bartra, Mandi, Junior, Tello), y lo que pienso que era más importante, la dificultad que el equipo heliopolitano encontraba ante rivales de este perfil en la liga (Valladolid, Levante, Huesca, Getafe). Estadísticas, en definitiva, que presagiaban un duelo duro para los andaluces a pesar de la diferencia de presupuesto y de calidad de plantilla entre ambas escuadras.  

En este escenario Quique Setién dispuso en el terreno de juego un once inicial con el portero habitual en la competición liguera (Pau López), su clásico dibujo de tres centrales (Feddal, Javi García y Sidnei), dos carrileros (Barragán y Francis), tres centrocampistas (William Carvalho, Kaptoum y Lo Celso), una mediapunta más caída a banda izquierda (Jesé) y un delantero centro (Sergio León). Daba así el preparador cántabro a algunos de los titulares en el partido de semifinales de copa del Rey ante el Valencia (Canales, Guardado, Loren y Joaquín), otorgaba minutos a jugadores recién llegados o con poca participación hasta el momento (Jesé, Kaptoum y Sergio), y guardaba parte del arsenal del equipo para el partido intersemanal de Europa League ante el Rennes francés.

El inicio del choque fue desastroso para los hombres de Setién. Ante una presión alta del equipo madrileño, el Betis se mostraba sin intensidad, sin criterio, sin fuerza, sin pundonor,…En solo 10 minutos se habían producido ya 4 jugadas de sumo peligro en contra. Una defensa desubicada, muy mal Feddal y Francis (lo de este jugador en el equipo una vez más es de traca), un medio campo perdido con un Carvalho ausente y un Kaptoum poco activo. Así estaban las cosas hasta que llegó el primer gol pepinero en fallo defensivo. Una podría pensar que esto serviría de acicate para los que vestían de verde al completo en la matinal madrileña, pues nada de nada. A la media hora ya se contabilizaban seis jugadas de gol en contra y ninguna a favor. Poco tardó en caer el segundo gol y pudieron ser algunos más antes de que Alberola Rojas pitara el descanso. Paradójicamente lo mejor de los primeros cuarenta y cinco minutos para el equipo bético,a pesar de ir perdiendo 2-0, era el resultado.  

La segunda parte comenzó con un cambio en el equipo de Setién. Metió en el campo a Lainez y quitó a un desafortunadísimo Feddal. Mantuvo la estructura de tres centrales, con Barragán cambiando sus funciones en el campo y adelantando algo a Francis que pasó de carrilero izquierdo a interior derecho. No sirvió de nada el cambio introducido pues aunque el Leganés redujo su presión alta y esperó al Betis en su campo, el equipo verdiblanco no pudo ni supo tener ni una sola ocasión de gol. El Betis siguió sin aparecer, perdido en pases sin sentido horizontales, un juego insulso, insoportable y vergonzoso. Por su parte el Leganés se limitó a dejar pasar el tiempo y guardar la renta. Tres elementos más antes del final del partido que, desgraciadamente, podríamos catalogar casi de anecdóticos. Uno fue el tercer gol del equipo madrileño, obra también de En-Nesyri (que hizo triplete). El segundo la expulsión por roja directa de Javi García por una entrada a destiempo. Finalmente el tercero un doble cambio en el Betis para concluir de Guardado y Loren por Lo Celso y Jesé, que no sirvió para nada.

En estos casos lo habitual es decir partido para olvidar. Todo lo contrario, partido para no olvidar por jugadores,  cuerpo técnico y la Dirección Deportiva del Betis porque comienzan a sobrar las palabras y a faltar los hechos en partidos de este tipo.

LO MEJOR: La afición verdiblanca a la que tan poco aprecio tiene Setién y que se volvió a desplazar en gran número a Madrid.

LO PEOR: Desastroso el partido perpetrado por los 14 jugadores que salieron al campo y por el entrenador del Real Betis Balompié. Ni una ocasión de gol, falta de actitud, falta de temperamento, falta de todo. La Dirección Deportiva debería tomar cartas en el asunto si la deriva fuera de casa y ante estos rivales sigue esta línea.

Foto de Portada: diariodesevilla.es

EL BETIS TIRA POR LA BORDA MEDIA FINAL

Real Betis Balompié 2 (Loren y Joaquín) – Valencia CF 2 (Chéryshev y Gameiro)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El Betis tendrá que ganar en Mestalla (o empatar a dos goles o más) para lograr el pase a la Final de Copa tras desperdiciar un 2-0. Nada en esta vida es imposible, pero la eliminatoria se le ha puesto muy cuesta arriba al conjunto verdiblanco.

Como se preveía, el partido fue muy igualado, con dominio alterno y ocasiones claras para ambas escuadras. Rodrigo pudo adelantar al Valencia y Guardado pudo hacer lo mismo para su equipo. El encuentro empezó a encarrilarse para el Betis al filo del descanso. Canales sacó un saque de esquina en corto hacia Joaquín, que se la devolvió al cántabro para que centrara al segundo palo, por donde apareció Sidnei para ponerle el balón franco a Loren, que lo envió al fondo de la portería valencianista.

Con ese magnífico sabor de boca se llegó al intermedio y, a la vuelta, el equipo de Setién volvió con la moral por las nubes. Se sentía más cómodo que su rival sobre el césped y refrendó ese dominio con el segundo gol. Joaquín se sacó de la chistera un gol olímpico que convirtió al poblado Villamarín en un manicomio. Pero el Betis no supo entonces gestionar esa magnífica ventaja y el Valencia aprovechó esa falta de inteligencia bética para empatar el partido.

Primero fue Chéryshev el que recortó distancia en el marcador en el minuto sesenta y nueve. El ruso pudo empatar el partido a falta de dos minutos, pero su cabezazo se topó con el larguero. Y ya en el descuento, una rápida contra valencianista acabó con el tanto de Gameiro. Es inconcebible que con el marcador a favor y jugándote tanto te pillen en un contragolpe. Pues así fue.

Ahora el Betis tendrá que apelar a otra gesta para pasar a la Final del Villamarín. Yo no soy optimista para que se logre, pero con Setién en el banquillo bético se ha ganado en el Santiago Bernabéu, en el Sánchez Pizjuán y en el Camp Nou. Queda Mestalla. Pues manos a la obra.

LO MEJOR: el gran ambiente vivido en el estadio y el gol olímpico de Joaquín.

LO PEOR: el resultado y la manera en la que se ha producido.

Foto de Portada: diariodesevilla.es

TRIUNFO DE GRAN ENVERGADURA

Real Betis Balompié 1 (Canales de penalti) – Club Atlético de Madrid 0

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Enorme victoria la conseguida por el Real Betis en la tarde de hoy ante un rival que no perdía en la Liga desde septiembre del pasado año. El nivel de competitividad e intensidad derrochado por los verdiblancos fue extraordinario. Setién consigue por vez primera derrotar a Simeone.

El partido empezó con un sensacional paradón de Oblak tras un remate de cabeza de Feddal tras un saque de esquina. Después la primera parte transcurrió con mucha igualdad y seriedad por parte de ambas escuadras. El Betis no se amilanó ante la presión atlética y defendió con bastante seguridad, impidiendo que los rojiblancos dispusieran de claras ocasiones de gol.

La igualdad siguió tras el descanso, pero el Betis dio un paso adelante y empezó a hilvanar jugadas de ataque con cierto peligro, sobre todo tras una jugada de Canales que acabó con un tiro flojo del cántabro. Cierto es que el partido pudo cambiar si el árbitro hubiera señalado el claro penalti de Feddal sobre Morata, pero no lo hizo.

Sin embargo si señaló el colegiado la clara mano de Filipe Luis dentro del área. La pena máxima la transformó Canales pese a la buena estirada de Oblak. El Atlético se volcó en busca del empate y Griezmann estuvo a punto de lograrlo al estrellar un precioso chut en el larguero. Después todas las intentonas del equipo de Simeone fueron con menos peligro del esperado y el Betis supo manejar inteligentemente los minutos finales.

En un partido tan importante y competido con tanta intensidad e inteligencia es difícil destacar a alguien por encima del trabajo de todo el equipo. Aun así, es digno de elogio el partidazo que se han marcado Sergio Canales y Aïssa Mandi. También hay que destacar, pese a sus fallos, las buenas maneras y la personalidad de Kaptoum. Ahora a descansar y a pensar en la ilusionante cita que tenemos todo el beticismo el jueves. Manos a la obra.

LO MEJOR: el gran partido colectivo del equipo de Setién.

LO PEOR: la lesión de Marc Bartra.

Foto de Portada: diariodesevilla.es