MÁS DE LO MISMO

Real Betis Balompié 1 (Lo Celso) – Valencia CF 2 (Guedes los dos)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Nueva derrota del Real Betis en el Benito Villamarín (la sexta en la Liga) que deja al equipo de Setién descolgado definitivamente de la lucha por la sexta plaza. La séptima aun es posible, pero viendo las prestaciones de los verdiblancos es una quimera pensar en que se puede lograr ese objetivo. El público pidió mayoritariamente la marcha del técnico cántabro.

Modificó Setién el sistema de juego apostando por un 4-1-4-1, con Mandi y Júnior en los laterales y Bartra y Feddal en el centro de la zaga. Por delante de ellos apareció Guardado como pivote, Lo Celso y Kaptoum como interiores y Joaquín y Tello en las bandas derecha e izquierda respectivamente, dejando solo a Jesé en la punta del ataque bético. Con esta disposición, el Betis dominó por completo el partido durante los primeros cuarenta minutos de juego. Tello en minuto seis mandó un tiro con rosca al palo de la portería valencianista en la primera ocasión clara de los de Setién. Jesé con un tiro desviado por la defensa y un cabezazo de Mandi que salió desviado por poco completaron en trío de oportunidades erradas por los de Heliópolis.

Pero le bastó al Valencia con dos aproximaciones para decantar el partido hacia su lado. Avisó Santi Mini y luego Guedes estableció el 0-1 cuando la primera parte llegaba a su fin. El mazazo lo acusó el Betis en la reanudación, donde de nuevo el portugués batió a Pau López con un tiro desde fuera del área a los dos minutos de la segunda parte. Desde ese instante hasta el final del encuentro fue un quiero y no puedo de los verdiblancos, lo típico de esta temporada. Júnior pudo recortar distancias con un remate de cabeza a las manos de Neto, pero el gol llegaría a trece minutos del final, al transformar Lo Celso un penalti por manos de Paulista. Se volcó el Betis en busca del empate, máxime cuando el Valencia se quedó con diez por la expulsión de Rodrigo, pero solo inquietó la portería rival con un tiro de Laínez y un remate de cabeza de Feddal.

Quedan quince puntos en disputa y el conjunto de Quique Setién tendrá que hacer una machada para lograr la séptima plaza. Y no es por la lejanía de ese puesto (tres puntos más el gol-average), si no porque es descabellado pensar que ahora el Betis va a convertirse en un equipo regular, eficaz, certero y seguro. Veo imposible un cambio radical en el equipo cuando solo restan cinco partidos para el final del campeonato.

LO MEJOR: la camiseta de hoy, que es preciosa.

LO PEOR: las ocasiones falladas y la fragilidad del equipo.

Foto de Portada: diariodesevilla.es