AFORISMOS BÉTICOS

Reyes Aguilar @oncereyes Un aforismo es una novela en una frase, una elegante manera de disfrazar un refrán. José Narosky, rey del aforismo argentino, no sabía que una de sus frases iba a poner el cierre a un ilusionante pero breve paseo por la Europa del Eurobetis de la paz social. “Mi mayor ilusión es seguir teniendo ilusiones” decía el argentino y pensaba yo, tras el pitido final, mientras los aficionados del Stade Rennes no se creían lo que acababan de presenciar. Es algo lógico, yo en su lugar también habría dado saltos de alegría tras eliminar al mismo equipo que tiñó Milán de verdiblanco. Pero el Betis es así, dicen los más viejos del lugar, y así hay que quererlo, anárquico, irredomable, irracional, capaz de todo y de nada.

Cambiar el turno de trabajo, acudir al Villamarín, rodearlo porque la Palmera está cortada por la policía y la invasión gabacha, acceder al estadio, que te registren el bolso; “¿usted lleva un libro?”, me pregunta sorprendida la chica de seguridad de los ojos azules y el pelo cortado a la taza que nos recibe bajo la puerta 17. “Es que hay bolsos y hay bolsitos” se justifica riéndose viendo el tamaño del mío y su interior. Entre muchas cosas, está el bocadillo preparado con mucho cariño que en el descanso, tras el gol, fue capaz de ponerme el cuerpo en caja y devolverme al Betis que se fue a los diez minutos de llegar a su última cita europea. La efímera felicidad del instante, otro aforismo que se llevaron a la Bretaña cuando el cabezazo y el error defensivo, ponían la eliminatoria difícil, como le gusta a Su Majestad, hacer sus cosas.

Setién usa sus propios recursos linguísticos para plantear los partidos, todos lo sabemos, y para hacer los cambios y para ilustrar las ruedas de prensa. Los emplea para ganarle al Barcelona y aguarnos la noche de Reyes en la fría Huesca, pero el Betis es así y así hay que quererlo, quizás ese sea el aforismo que los apiñados como balas de cañón, nos aplicamos para no desfallecer, si es que se nos permite, ya que nuestra mayor ilusión como béticos es, ha sido y será, seguir teniendo ilusiones.

Foto de Portada: diariodesevilla.es