¿SE PUEDEN HACER PEOR LAS COSAS?

Athletic Club de Bilbao 1 (Muniain) – Real Betis Balompié 0

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Horrendo partido el que ha disputado el Real Betis en Bilbao, donde ha sido superado por completo por su rival. El equipo ha estado desaparecido casi en todo momento y la derrota es justa. Los de Setién caen a la octava posición de la tabla clasificatoria tras completar un mes de enero con un paupérrimo bagaje en la Liga.

Desde el pitido inicial se vio que el partido iba ser un suplicio. El Betis fui incapaz de superar la atosigante presión de los vascos y jamás consiguió imponer su estilo de juego. Era cuestión de tiempo que el gol rojiblanco llegara y llegó tras un error de Francis (bochornoso partido del lateral) cuando trataba de sacar el balón desde atrás. Ese fallo lo aprovechó la delantera bilbaína para elaborar una rápida jugada que culminó Iker Muniain. Pudieron llegar más goles antes del descanso porque cada vez que el Athletic atacaba el Betis se descomponía por completo. Lo único destacable de los primero cuarenta y cinco minutos fue una gran jugada de Laínez que acabó siendo desviada a saque de esquina por Herrerín.

Y si alguien pensaba que en la segunda parte los verdiblancos serían capaces de sobreponerse y hacerse con las riendas del partido, se equivocaban. Fallos y más fallos. Una imprecisión tras otra que impedía que los de Heliópolis inquietaran el área rival. El Betis solo inquietó la portería vizcaína con un tiro de falta de Sergio Canales respondido con acierto y agilidad por el portero local. Ni los cambios ni los últimos minutos en los que el Athletic jugó con uno menos por la expulsión de De Marcos fueron suficientes para que los de Quique Setién lograran empatar el encuentro.

Es una obviedad que se necesitan refuerzos. Habría sido mucho más beneficioso para el equipo poder haber contado con los supuestos fichajes desde hace varias semanas. No ha sido así y el Betis está pagando el esfuerzo de este mes de enero, añadiéndose a esta circunstancia los errores groseros que comete el equipo. Es vital una reacción en la Liga, porque de lo contrario se pueden ir lejos las aspiraciones europeas. Arriesgarlo todo a la Copa del Rey es tan bonito como peligroso.

LO MEJOR: la jugada de Laínez.

LO PEOR: el partido en general de todo el equipo, con mención especial al realizado por Francis.

Foto de Portada: andaluciainformacion.es