NO PERDIÓ DE MILAGRO

Real Betis Balompié 1 (Sanabria) – SD Eibar 1 (Orellana de penalti)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El Real Betis no pudo terminar un fantástico 2018 brindándole un triunfo a su afición en un partido bastante malo de los de Quique Setién. El rival fue superior y solo su falta de puntería le impidió llevarse los tres puntos del Villamarín. Los verdiblancos terminarán la jornada en sexta posición con veintiséis puntos.

Desde primera hora se palpó que no iba a ser un partido cómodo. El Eibar presionó inteligentemente al Betis, que en muy pocas ocasiones fue capaz de superar esa presión y romper líneas para atacar con claridad. En una de ellas llegó el gol de Sanabria tras una buna jugada de toque de los béticos. Pero ni con el marcador a favor pudo el Betis llevar el partido a lo que le interesaba.

Tras el descanso empeoró la situación. Es cierto que tuvieron los de Setién dos o tres contragolpes claros para anotar el 2-0 pero no se culminó ninguno con peligro. El dominio del conjunto armero iba a más conforme pasaban los minutos y desde el banquillo se tardó una eternidad en hacer cambios que intentarán voltear el guión del encuentro. Avisó Sergi Enrich cinco minutos antes de que llegara el empate tras señala Del Cerro Grande un rigurosísimo penalti de Feddal. Pau López estuvo cerca de parar el disparo de Orellana, pero el balón se coló por debajo del portero catalán.

Si logró desviar con acierto un trallazo lejano de Jordán antes de que Canales desperdiciara la mejor ocasión del Betis en la segunda mitad. A renglón seguido, Kike perdonó el 1-2 al desperdiciar un claro mano a mano. Aun quedaban diez minutos para el final en los que los de Setién fueron incapaces de generar peligro e intentar un triunfo que habría sido tan bueno como injusto.

Si miramos la clasificación debemos estar contentos, pero partido como el de este mediodía no pueden repetirse ante rivales que son inferiores. Por lo menos se ha sumado un punto que, visto lo visto, es un regalo muy generoso. A ver si estos días de vacaciones sirven para recargar las pilas para el exigente mes de enero que tiene el Betis por delante.

LO MEJOR: que no se perdió y la lluvia de peluches.

LO PEOR: que fue claramente superado por el rival y la lesión de Sidnei.

FOTO: Antonio Pizarro (Diario de Sevilla)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *