GRANDES MOMENTOS DE 2018

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Se acaba en pocas horas un año que ha sido muy bueno para el Real Betis Balompié. El proyecto global de la entidad crece a un ritmo interesantísimo y, de manera particular, lo que atañe al primer equipo verdiblanco, los resultados obtenidos son para estar muy satisfechos.

Los jugadores del Betis celebran la victoria en Nervión. Fuente: El Desmarque

2018 empezó de una manera espectacular con la victoria en el Sánchez Pizjuán por 3-5 en una noche del Día de Reyes que los béticos no podremos olvidar mientras vivamos. El conjunto de Setién disipó todas las dudas que había generado en noviembre y diciembre y completó una sobresaliente segunda vuelta de campeonato, logrando la clasificación para la Europa League en la jornada 35 al ganarle 2-1 al Málaga CF. El Real Betis acabó la Liga en sexta posición.

Quique Setién se emocionó tras conseguir la clasificación europea. Fuente: BESOCCER

La nueva temporada trajo muy pronto otro derbi, esta vez en el Benito Villamarín, y el gol de Joaquín sirvió para derrotar nuevamente al Sevilla FC. En la Liga el equipo de Heliópolis ha ido de menos a más, logrando enderezar un rumbo que por momentos pareció perdido. Para la historia quedará el triunfo en el Camp Nou, donde el Betis dio un recital de fútbol.

Celebración del segundo gol bético en Barcelona. Fuente: ABC

El retorno a las competiciones continentales se hizo de manera brillante, logrando una holgada clasificación para la siguiente ronda. El momento cumbre de la primera fase de la Europa League se vivió con el triunfo histórico en San Siro en un día en el que Milán se tiñó de verdiblanca y en el que Giovani Lo Celso dejó para el recuerdo un golazo excelente.

La afición del Real Betis en la Piazza del Duomo de Milán. Fuente: @M_Socarras

El año se cerró con 65 puntos, solo superados por el FC Barcelona, el Atlético de Madrid y el Real Madrid. Todo es mejorable y esa debe ser la premisa para seguir creciendo y conseguir mejores resultados. Ángel Haro, José Miguel López Catalán, Lorenzo Serra Ferrer, Quique Setién y todo su cuerpo técnico seguro que no se conformarán con lo logrado hasta ahora. Pidámosle a 2019 que sigan trabajando con el acierto y la dedicación mostrada desde hace año y medio. El Real Betis Balompié es el que saldrá ganando.

FELIZ AÑO NUEVO

 

“PROMETO A LOS BÉTICOS QUE, EN 2019, TENDREMOS UN PROMEDIO DE UN 85% DE PATADONES POR PARTIDO

El cántabro Quique Setién atiende a Sentir Bético desde su Santander natal. Reflexivo y crítico, repasa los acontecimientos vividos a lo largo del 2018 y hace promesa de enmienda para el próximo año, donde quiere cambiarle la cara al Betis. Y parece que ya tiene claro cómo jugará su equipo. En esta entrevista nos lo cuenta con todo lujo de detalles y nos ofrece una gran primicia: Gennaro Gatusso será su segundo a partir de enero.

En primer lugar, ¿Qué tal ha sido la vuelta a casa?

Muy bien. Son días para estar con los amigos y la familia. Son días de festejo, de charla, de visitas y de tomar alguna copa, pero no de marca o de calidad, sino de garrafón. Y si es posible de garrafón del malo, que tiene más cuerpo. En Sevilla he descubierto una marca que me sienta de maravilla. Se llama Tiki-Taka. Se la recomiendo. Es muy buena.

¿Qué valoración hace del 2018?

Pues si le soy sincero el balance no es positivo. Hemos conseguido poner en práctica un juego que gusta a poca gente, casi siempre aficionados de otros equipos, y debemos hacer autocrítica para hacer disfrutar a los béticos, que al final son los que pagan su abono. Hemos analizado muchos partidos y hemos llegado a una conclusión: el equipo ha abusado de la posesión, del toque, de los pases, del buen fútbol. Incluso hemos abusado de tener mucha personalidad para ir a todos los campos a jugar al fútbol y eso es muy peligroso. Hemos seducido con nuestro fútbol y lo que queremos es aburrir. Debemos cambiar y ya estamos pensando en cómo darle la vuelta a esta situación.

Entonces, ¿el estilo y la forma de jugar de este Betis va a cambiar?

Sí. El cambio va a ser muy profundo porque no hemos jugado bien a lo largo de este año y además no hemos conseguido nuestros objetivos. De hecho, debo reconocer que ganar en determinados campos y la entrada en la Europa League fue un poco de suerte y un poco de providencia divina. Por lo tanto, prometo a los béticos que el próximo año tendremos un promedio de un 85% de patadones por partido. Además, nuestro portero no tocará con los pies más y la sacará con continuos voleones, ya que el balón será nuestro enemigo. El sistema se basará en que nuestros jugadores estén corriendo y dando patadas durante los 90 minutos. El juego intenso y duro es el futuro.

Esa decisión puede influir en que determinados jugadores no quieran seguir en el Betis

No es un problema. Vendrán otros. Si Canales, Joaquín, Carvalho, Lo Celso, no se adaptan al nuevo sistema, tendrán que pensar en salir para que puedan entrar otro perfil de jugador. Estoy hablando de jugadores como Pepe, Bonucchi, Chiellini o Barzagli. De hecho, mi delantera soñada sería Diego Costa y Mandzukic.

Eder Sarabia es su gran complemento perfecto en el campo, ¿verdad?

Ese es otro cambio importante para este año. La prensa me ha abierto los ojos. Eder se está convirtiendo en una estrella mediática y me está quitando protagonismo. Por eso, les voy a dar una primicia: Gatusso será mi segundo desde enero. Con él, podré poner en práctica nuestra nueva idea de juego y me será de gran ayuda para aprender más tácticas defensivas. Además, el filósofo de la vida, Jon Pascua también va a dejar el cuerpo técnico pues para salir con patadones no hace falta un entrenador de porteros.

Y este estilo nuevo, ¿puede cambiar la alegría del vestuario, que se personifica en el portuense Joaquín?

Por supuesto. Las cosas van a cambiar en todo. Joaquín tendrá que dejar de hacer los vídeos absurdos y sin gracia que publica en redes sociales. Deberá de dejar de salir en la televisión y de llevar la marca Betis por el mundo y centrarse en cómo dar patadas, en cómo convertirse en un jugador triste dentro y fuera del campo. Tiene mucha tarea por delante.

Entonces ¿piensa que el juego de toque es una moda pasajera?

Totalmente y me arrepiento de haber tomado el camino por el buen fútbol. Si usted echa la vista atrás, nadie se acuerda del buen juego sino del resultado obtenido. Igual, pasa con los jugadores pues nadie se acuerda de los buenos sino de las patadas de Goikoetxea, De Jong, Van Bommel, Tassotti, Arteche, Benito o Materazzi.

¿Qué le sugieren los nombres de Cruyff, Menotti, Guardiola o Klopp?

Ahora mismo, repulsa. Son gente que ama el juego asociativo, el toque, el gusto por el buen fútbol. Son gente que ha tratado de ganar al rival a base de meter más goles, de tener más el balón, de usar la posesión como un arma, una herramienta para ganar. Mis preferencias en este momento de mi vida profesional son figuras internacionales como Bilardo, Clemente, Lotina, Allegri o Mourinho.

¿Va a cambiar también su cara en las ruedas de prensa?

Completamente. En estos días de reflexión me he dado cuenta de que las críticas de los periodistas han sido justas, merecidas y sinceras. Además, le voy a decir una cosa: sus críticas han sido lo que nos ha hecho ganar y mejorar en el día a día. Ahora me doy cuenta de que, sin ellos, nada habría sido igual. A partir de ahora, los atenderé con alegría, amabilidad y una sonrisa de oreja a oreja. Se lo merecen por su inestimable labor. Nos hacen ser mejores.

Para finalizar, un deseo para el 2019

Pues que todos estos cambios que vamos a hacer nos sirvan para hacer un Betis campeón, para hacer un Betis que no pierda un partido, para conquistar todos los títulos del mundo. Yo por mi parte voy a dejar de fumar, que lo tengo pendiente y no consigo dejarlo.

Foto: AS

NUNCA MUERE EL RECUERDO

JJ Barquín @barquin_julio La vida tiene curiosas casualidades. Algunas veces, esas coincidencias se convierten en fatídicas. El pasado viernes, cuando regresaba de entrenar, un amigo me comunicaba que nos había dejado para siempre el gran Antonio Roales. Por la tarde, mi compañero Pablo Caballero me informaba de la muerte de Juan Moreno, hermano de mi buen amigo Pepe Moreno, mesonero y embajador de la provincia de Cádiz en la capital del reino con sus Lambuzos. Definitivamente, se convertía en un día para olvidar.

Y pensé que fue la casualidad la que hizo que fuese Pepe Moreno quien me presentará a Antonio Roales. Recuerdo que estábamos decidiendo el regalo a producir para los miembros del Foro Béticos en la Cartuja. Fue Pepe quien me habló de un tipo que hacía maravillas con la plata en la Plaza del Pan o “Bread Square” como le gustaba decir a Roales. Fue allí donde lo conocí en su pequeño puesto de trabajo y desde el primer encuentro, para ver el diseño del llavero que queríamos producir, me di cuenta del personaje que tenía delante. Un tipo bonachón, simpático, cordial y con un gran don de gentes, supongo que por estar tanto tiempo de cara al público.

Pero después conocí a otro Antonio Roales, el del corazón verdiblanco, cuando comenzó a escribir en BetisWeb. Eran los años donde muchos estábamos en las trincheras verdiblancas luchando contra la dictadura del Ayatolá de la calle Jabugo. Fueron los años de un albañil engominado sarcástico, irónico, punzante y mordaz que no dejaba títere con cabeza. Fueron años de disfrute de un tipo que tenía un sentido de humor especial, fino e inteligente, muy de la Tacita de Plata. Alguna que otra vez le dije que parecía un gaditano de la Viña o del Mentidero y no un sevillano del Tiro de Línea. Después siguió con su arte y su particular visión de la vida y del beticismo en las redes sociales y siempre me declaré un devoto seguidor.

En los últimos meses, estuve enterado de la enfermedad que estaba padeciendo y que le sirvió para darnos una MasterClass de cómo tomarse con humor los problemas verdaderos de la vida. Desde el viernes muchos béticos están rindiendo su pequeño homenaje a un tipo genial que nos hizo reír con sus ocurrencias y su gracia natural, innata. Muchas han sido las referencias al cuarto anillo y su apoyo desde ese onírico espacio figurado.

Yo, querido Antonio no tengo esa fe cristiana y creo que la muerte es el final de todo. Yo, la mejor manera que tengo de ofrecerte mi sencillo y humilde reconocimiento es a través de estas líneas y de seguir viviendo con la alegría y el sentido del humor que nos ofreciste a diario, incluso en los momentos más duros de tu vida. Como dijo alguien, lo que muere es aquello que ya no recuerdas; todo lo que se recuerda sigue vivo. Y tú, seguirás muy vivo entre todos los béticos y los que tuvimos la suerte de conocerte.

Foto: Vanessa Gómez

NO PERDIÓ DE MILAGRO

Real Betis Balompié 1 (Sanabria) – SD Eibar 1 (Orellana de penalti)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El Real Betis no pudo terminar un fantástico 2018 brindándole un triunfo a su afición en un partido bastante malo de los de Quique Setién. El rival fue superior y solo su falta de puntería le impidió llevarse los tres puntos del Villamarín. Los verdiblancos terminarán la jornada en sexta posición con veintiséis puntos.

Desde primera hora se palpó que no iba a ser un partido cómodo. El Eibar presionó inteligentemente al Betis, que en muy pocas ocasiones fue capaz de superar esa presión y romper líneas para atacar con claridad. En una de ellas llegó el gol de Sanabria tras una buna jugada de toque de los béticos. Pero ni con el marcador a favor pudo el Betis llevar el partido a lo que le interesaba.

Tras el descanso empeoró la situación. Es cierto que tuvieron los de Setién dos o tres contragolpes claros para anotar el 2-0 pero no se culminó ninguno con peligro. El dominio del conjunto armero iba a más conforme pasaban los minutos y desde el banquillo se tardó una eternidad en hacer cambios que intentarán voltear el guión del encuentro. Avisó Sergi Enrich cinco minutos antes de que llegara el empate tras señala Del Cerro Grande un rigurosísimo penalti de Feddal. Pau López estuvo cerca de parar el disparo de Orellana, pero el balón se coló por debajo del portero catalán.

Si logró desviar con acierto un trallazo lejano de Jordán antes de que Canales desperdiciara la mejor ocasión del Betis en la segunda mitad. A renglón seguido, Kike perdonó el 1-2 al desperdiciar un claro mano a mano. Aun quedaban diez minutos para el final en los que los de Setién fueron incapaces de generar peligro e intentar un triunfo que habría sido tan bueno como injusto.

Si miramos la clasificación debemos estar contentos, pero partido como el de este mediodía no pueden repetirse ante rivales que son inferiores. Por lo menos se ha sumado un punto que, visto lo visto, es un regalo muy generoso. A ver si estos días de vacaciones sirven para recargar las pilas para el exigente mes de enero que tiene el Betis por delante.

LO MEJOR: que no se perdió y la lluvia de peluches.

LO PEOR: que fue claramente superado por el rival y la lesión de Sidnei.

FOTO: Antonio Pizarro (Diario de Sevilla)

DETALLES (III)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Este el tercer artículo que titulamos en esta Web con el nombre de “Detalles” En los otros dos anteriores, publicados en octubre de 2017  y abril de 2018, mi compañero JJ Barquín opinó sobre aspectos relacionados con el departamento de comunicación del Real Betis Balompié. En esta ocasión, voy a cambiar el tema para destacar detalles importantes que provocan, por lo menos en mí,  satisfacción, orgullo y alegría.

Siempre he pensado que ser detallista es una cualidad importantísima cuando se acompaña de acciones, proyectos e iniciativas eficaces. Desde hace un tiempo se están dando pasos interesantísimos en la entidad de Heliópolis que han provocado su modernización, un giro vanguardista en su día a día y una actualización a los registros contemporáneos que rigen en el mundo de la empresa. Y además, todo esto se ve acompañado de un gran proyecto deportivo en todas las disciplinas en las que compite el Real Betis Balompié.

Así, se agradecen detalles como el de poner las placas en los asientos de los socios que acudieron a todos los partidos de la temporada pasada, poder acceder con tu abono a los partidos de Octavos y Cuartos (si lo hubiera) de Final de la Copa del Rey y entrar en un sorteo para una novedosa iniciativa que consiste en poder ver un partido junto al banquillo de nuestro equipo.

Me comentaba hace un par de días un amigo de Facebook la alegría que le producía hablar de nuestro Betis y ver cómo había cambiado el club. Ese comentario lo hizo cuando difundía por la red social la noticia de la lluvia benéfica de peluches que se hará durante el descanso del partido del próximo sábado. Este es otro detalle más que, por insignificante que parezca, me enorgullece y me moviliza para participar y colaborar para que esta iniciativa sea un éxito. Mis hijas Alba y Violeta ya están al tanto de este plan y están pensando que peluches me van a dar para que los lance al césped.

Podría seguir nombrando acciones que me motivan y alegran como la inclusión de los remeros del Betis en el almuerzo de Navidad que el club celebró antesdeayer, la venta solidaria de camisetas de Joaquín con la marca Hulio o la importantísima y necesaria visita a los niños y niñas hospitalizados en Sevilla, pero voy a destacar para finalizar este artículo la participación de nuestro presidente y nuestro entrenador en la partida simultánea de ajedrez que ayer disputaron frente al ex campeón del mundo Anatoli Karpov.

Ángel Haro y Quique Setién han manifestado en más de una ocasión su afición por el ajedrez y no han desaprovechado la oportunidad para jugar con el maestro ruso. El técnico cántabro, que ya había jugado con él en 1991, fue el que más aguantó de los diez participantes, demostrando que es un gran jugador. Vuelvo a repetir: por insignificante que parezca, este detalle tiene una gran repercusión y sirve para que se hable bien del Real Betis más allá de lo meramente futbolístico. Vaya desde aquí mi enhorabuena a todos los que se quiebran la cabeza para que estas cosas salgan adelante.

FOTO: www.marca.com

HOMO NOVUS BETICUS

La protesta y la queja son el refugio de la gente que desconfía de sí misma. Wayne Dyer

JJ Barquín @barquin_julio Hace poco un buen amigo nacido fuera de esta ciudad me decía, en una conversación informal sobre el Betis y la afición, que tiene la confianza en que no nos convirtamos en nuevos ricos. Si rebuscamos en la antigua Roma, se hacía referencia a los que habían adquirido fortuna y poder social, sin pertenecer a familia de alto estatus, como los “homo novus” (nuevo hombre). Sus características fundamentales eran su gusto por lo ostentoso, además de la falta de sencillez, naturalidad y humildad.

Me pareció una afirmación para reflexionar profundamente. Sobre todo, porque casi siempre las verdades te las dice quien ve las cosas con la objetivad que le da su posición foránea. Y es que, quien les escribe, lleva tiempo analizando muchos comportamientos de la afición del Betis, que le chirrían, que le llaman la atención y, lo que es peor, que le hacen no reconocerla.

Muchos podrían ser los factores que estén incidiendo en ese cambio de actitud, de comportamiento de una afición que siempre tuvo la fidelidad, la humildad y la paciencia como bandera. La llegada de una nueva generación que no ha conocido la historia del club; un sector al que le han vendido que la exigencia y la protesta incesante genera equipos campeones y, por último y, sobre todo, los mensajes maliciosos e interesados que origina y distribuye la biriprensa, podrían ser algunas de las razones que explicarían ese nuevo comportamiento de parte de la afición verdiblanca.

Un ejemplo de todo esto que he hablado aconteció hace poco en la visita de Olympiacos. Con los griegos llegaba un jugador que ha militado en nuestro club y que por distintas razones no pudo triunfar en el Villamarín. Nahuel estuvo dos años cedido en nuestro club y cuando fue cambiado por Pedro Martins recibió pitidos de una gran parte del estadio, lo que me pareció injusto e ingrato.

Pero lo más grave de la situación es que también se está produciendo con nuestros propios jugadores cuando están sobre el césped o utilizan internet para expresarse. En la eliminatoria copera, Sanabria fue pitado durante muchas fases del encuentro y otros jugadores también lo están sufriendo en otros encuentros. Se podrá discutir el rendimiento, el acierto y el afecto o simpatía hacia uno y otro jugador de la plantilla, pero de ahí a pitar a los nuestros va un mundo.

Y lo que es peor es que, desde hace un tiempo, algunos jugadores están recibiendo insultos y amenazas a través de sus cuentas de redes sociales. ¿Se está generando la figura del Homo Novus Beticus? Ese que va por la vida exigiendo, criticando, reclamando, reprochando y perdonando la vida a los demás sin valorar lo que tiene y sin saber lo que significa este club, su historia y su manquepierda.

A mí me enseñaron desde pequeño a querer a los que se ponen la zamarra verdiblanca sean como sean, se llamen como se llamen y jueguen como jueguen. Porque en esta plantilla, a lo largo de los años y de las situaciones institucionales, sociales y económicas, hubo de todo: malos, regulares, buenos y extraordinarios jugadores. Pero todos lucharon por nuestro club y por eso merecen mi respeto, admiración y agradecimiento. Sobre todo, porque siempre soñé con defender esos colores y no puedo criticar lo que quiero con locura.

 

 

GANÓ POR CALIDAD

RCD Espanyol 1 (Sergio García) – Real Betis Balompié 3 (Lo Celso, Tello y Duarte en propia puerta)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Importantísima victoria del Betis en el RCDE Stadium lograda en los minutos finales del partido con dos acciones de calidad de Tello y Lo Celso. El conjunto verdiblanco suma su tercer triunfo consecutivo y se sitúa, momentáneamente, en la quinta posición de La Liga.

Hasta que Lo Celso falló el penalti provocado por Júnior, los de Quique Setién estaban mejor situados sobre el terreno de juego y dominaban el partido con cierta tranquilidad. Pero todo cambió con el error del argentino. El Betis se vino abajo y el rival lo aprovechó para adelantarse en el marcador. Baptistao apuró la línea de fondo para servirle el balón a Sergio García, que logró el gol al adelantarse a Mandi. Pau López tampoco estuvo muy acertado esa jugada.

Sin embargo, los nuestros se vinieron arriba en el tramo final de la primera parte y, al borde del descanso, una gran galopada de Canales por la banda izquierda acabó con un pase de la muerte que Lo Celso no desaprovechó. También llegó en esos minutos la desafortunada lesión muscular de Júnior Firpo. Esperemos que lo del dominicano no sea muy grave, pero tiene pinta que no podrá jugar el próximo sábado.

Haber empatado antes de la pausa no le sirvió al Betis para salir con la moral alta e ir a por la victoria. Pasó todo lo contrario. El RCD Espanyol salió a por todas, dominando por completo el partido y disponiendo de un para de claras ocasiones apara adelantarse de nuevo. Pero a medida que pasaban los minutos, la calidad de los verdiblancos empezó a imponerse. Los últimos veinte minutos fueron de total dominio bético y, casi al final, llegaron los dos goles que cerraron el partido. El 1-2 lo logró Tello con un extraordinario lanzamiento de falta. Su obús colocado fue imposible de atajar para Diego López. Ya en el descuento, Duarte desvió a su propia portería un centro de Lo Celso tras una gran jugada del argentino.

No ha sido el partido más brillante de la temporada pero, ante la falta de brillo, el trabajo, el sacrificio y el amor propio, acompañado de la calidad que tiene la plantilla, bastaron para logras tres puntos estupendos. Setién ha logrado de nuevo que el equipo sea competitivo y los resultados empiezan a llegar.

 

LO MEJOR: la victoria y el tremendo golazo de Cristian Tello.

LO PEOR: la lesión de Júnior Firpo y los primeros quince minutos de la segunda parte.

FOTO: Real Betis Balompié

PRIMEROS SOBRE HIELO

F91 Dudelange 0 – Real Betis Balompié 0

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Gris empate sin goles del Real Betis en su visita a tierras luxemburguesas en un partido marcado por el hielo que había sobre muchas partes del terreno de juego. El punto sirve para ser primeros de grupo tras la derrota del AC Milan frente a Olympiacos FC, que significa la eliminación del conjunto italiano.

Los de Setién intentaron imponer su estilo de juego, pero ser precisos en un césped así es harto complicado. Entre los resbalones de los jugadores y el bote alto y descontrolado del balón, lo mejor era intentar no pasar apuros, evitar lesiones y jugar con una oreja puesta en El Pireo para ver si valía con un punto para pasar a la siguiente ronda como líderes. Y todo eso ocurrió.

El débil rival que había enfrente facilitó el poder jugar con una marcha menos y asumiendo menos riesgos de los habituales. Sin hacer muchos alardes, el Betis dispuso de las mejores ocasiones del encuentro, pero siempre se encontró con las buenas intervenciones del portero local. Ellos llegaron un par de veces con cierto peligro, pero Joel no tuvo que hacer parada alguna. Sus intervenciones se limitaron a estar atento a los despejes y jugar bien con ambas piernas. Aunque sea en un partido como este, siempre es bueno dejar la portería a cero y ya son cinco partidos consecutivos sin encajar goles.

Sinceramente, poco más puedo escribir del partido de esta noche. Cualquier análisis o detalle táctico carece, desde mi punto de vista, de un valor óptimo para sacar conclusiones interesantes. Ahora toca centrarse en las competiciones nacionales y esperar a ver qué nos depara el sorteo de la siguiente ronda de la Europa League. De momento, el objetivo se ha cumplido. Ya llegará febrero para volver a darlo todo por el Viejo Continente.

LO MEJOR: acabar como primeros de grupo, evitar lesiones y sumar el quinto partido con la portería a cero.

LO PEOR: la poca participación y el poco entusiasmo que demuestra Inui.

FOTO: Eurosport

LA VIDA NO SIGUE IGUAL

JJ Barquín @barquin_julio El 23 de mayo de 2017 publiqué un artículo que comenzaba con el siguiente párrafo: “Manolo Aguilar. Lucas Haurie. Víctor Fernández. Antonio Viola. Santi Ortega. Jorge Liaño. Alejandro Delmás. Joaquín Adorna. Paco Cepeda. Miguel Ángel Chazarri y Rafael Almansa. El equipo perfecto. El once de gala de la prensa más roja de la ciudad. Los verdaderos hooligans. El verdadero entorno. El más dañino, diabólico. El que es capaz de pactar con el demonio con tal de desestabilizar la paz del Betis. El que es capaz de difamar o distorsionar con tal de provocar desazón en el beticismo. El que estará siempre en contra del bien del Betis”.

Ha pasado el tiempo, casi 20 meses, y la vida no sigue igual, para desgracia de Julio Iglesias. Han salido algunos indeseables de esa alineación y han entrado otros como Espina, pero la vida sigue decayendo. Hemos empeorado con ese sector fanático de la prensa sevillana.  Y la situación va a más porque la institución verdiblanca va a mejor. Es una cuestión de vasos comunicantes. Contra más critican, mejor va el Betis. Contra más bilis transmiten, más puntos suma el equipo de Setién. Quien no lo vea, es ciego.

Y cada vez, tienen menos recursos a los que agarrarse. Que si el segundo entrenador tiene afán de protagonismo; que si Carvalho es un bulto; que si Lo Celso no convence o que Sanabria no aporta nada. Ya no saben a qué aferrarse. Lo último, que Setién está serio. Son tan cínicos y estúpidos que son capaces de convertir la elegante crítica del cántabro, que de esa forma les hace ver que ha comenzado a obviarlos por su necedad, en un elemento más de crítica absurda e inadmisible.

Lo insólito de esta situación es que sigan teniendo audiencia. Lo dije hace mucho tiempo que los béticos deberían de olvidarse de esta pantomima de prensa y consumir otra. Una que sea o pretenda ser objetiva. Una que les recuerde que, en comparación con el año pasado en la misma jornada del pasado Domingo, tenemos cuatro puntos más y que seguimos compitiendo en la Copa del Rey y en la Europa League. Una que les recuerde que los fichajes de este año son una barbaridad y que seguimos creciendo como club. Una que les haga sentirse orgullosos de su club, de sus gestores, de su entrenador y de su plantilla. Lo demás, es seguir consumiendo basura periodística producida por trúhanes e indeseables.