JOAQUÍN AGRANDA SU LEYENDA

Real Betis Balompié 1 (Joaquín) – Sevilla Fútbol Club 0

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Un solitario gol de Joaquín cuando el partido entraba en su recta final le ha servido al Real Betis para llevarse el derbi sevillano y para que el jugador portuense agrande su leyenda como mito del club verdiblanco. Los de Setién consiguen de esta forma su primera victoria de la temporada y rompen una racha de doce años sin victorias como local ante el eterno rival.

Desde primera hora se vio que había un equipo que quería jugar al fútbol y otro que esperaba a que el rival se pusiera nervioso para intentar sacar provecho. El equipo del Bombo 3 fue muy superior al equipo que lleva el nombre de la ciudad y cuyos jugadores tienen los testículos de color rojo y blanco. Los verdiblancos llevaron siempre el peso del partido, intentando imponer su idea.

El partido se empezó a decantar definitivamente del lado bueno de la balanza tras la expulsión de Roque Mesa. Se quejan los del club del nombre de la ciudad de que en la acción de la segunda amarilla al canario debió señalar penalti y expulsión de Pau López. La realidad es que el centrocampista sevillista obstaculiza primero al guardameta bético.

Con uno más, el Betis se fue descaradamente a por el partido. Entró Joaquín por Carvalho para darle más mordiente al equipo de Setién y la primera pelota que tocó el portuense la mandó al fondo de la portería rival con un cabezazo tras un centro exquisito de Mandi. Quedaban diez minutos más la prolongación en los que pudo llegar el segundo tanto bético. El equipo visitante, haciendo gala de su actitud durante todo el partido, no inquietó con peligro la meta de Pau López.

La victoria en el derbi debe servir para afianzar la idea del equipo verdiblanco y coger confianza para afrontar una temporada ilusionante. La alegría de este derbi debe ser el combustible que haga que la máquina bética se ponga en funcionamiento de manera certera, eficaz y contundente.

LO MEJOR: ganarle al eterno rival con un gol de Joaquín.

LO PEOR: nada de nada

FOTO: Antonio Pizarro (DIARIO DE SEVILLA)