CHARO TAMBIÉN ES BÉTICA

Manuel Rey @ManuReyHijo Semana de Pasión en la Sevilla futbolera. El domingo 2 de septiembre, como en tantas ocasiones en más de 100 años, será de Gloria o de Sufrimiento en función del resultado que el marcador del Benito Villamarín presente a las 23 horas del próximo Domingo. Escribo estas líneas después de varias semanas sin ponerme delante del papel en blanco. Necesito hacerlo para equilibrar mi estado emocional y por salir al paso de la voracidad de las críticas que realizaremos si tras la tercera jornada de Liga seguimos sin conseguir la victoria en el campeonato.

Adelanto que no me están gustando algunas de las decisiones que Quique Setién está tomando en este inicio de temporada. Mucho se está hablando sobre Francis, Boudebouz, Sanabria, etc. Comparto la mayoría de las críticas en este sentido. Debo decir en cualquier caso que tampoco me agradaban algunas de las que adoptó el pasado año en casos, más o menos, equiparables (véase Nahuel, Narváez, etc). Realizo esta precisión intentando con ello dar mayor solidez a una petición que me gustaría formular al beticismo, activo principal que nos diferencia del resto de clubes profesionales. Se trata de solicitar paciencia. Sí, paciencia, aquella que yo no tuve en el campo cuando después de un 80% de posesión, el resultado final del partido contra el Levante fue 0-3. Soy consciente de lo difícil que resultará cumplir lo que pido, incluso para mí mismo.

Sería, sin duda, un palo muy duro en lo sentimental cargar con un resultado contrario a nuestros intereses este fin de semana. No obstante, me gustaría recordar que en caso de que ello se produjera no estaríamos todavía en un momento de urgencias que nos pudiera llevar a afirmar que la temporada ya está perdida (como algunos seguros augurarían), que el equipo no está en disposición de levantar cabeza, o que el entrenador y el cuerpo técnico ya no serían capaces de encontrar soluciones que permitieran obtener victorias como el pasado año.

No debemos convertir el final del partido del Domingo en un mar de pitos e insultos, si la providencia en forma de arbitraje, de falta de puntería propia o de acierto ajeno, beneficia al equipo contrario. Aguantemos el tipo si ello sucede. Y digo esto porque pienso que no nos favorece como entidad. Nada bueno conseguiríamos con ello. No estoy pidiendo aplausos ni cánticos de apoyo. Simplemente abogo por no recurrir a la desesperación en el estadio y el victimismo posterior. Debemos dejar trabajar a un equipo técnico que ha demostrado coherencia en situaciones complejas la temporada pasada. Debemos confiar en el buen hacer y criterio de nuestra Dirección Técnica encabezada por D. Lorenzo Serra Ferrer, así como en el conocimiento y capacidad de los dirigentes que guían nuestro destino hasta el momento acertadamente, desde mi punto de vista.

El 2 de septiembre no estaré físicamente en nuestro templo después de muchos derbis seguidos asistiendo, ya que me encontraré en Bucarest por motivos laborales. Asistirán mis hijas (ambas socias y abonadas) y mi mujer. Charo también es bética, aunque es el primer derbi al que asistirá en el estadio. Prometo que si el resultado final del partido es el que deseo,… (bueno eso queda para mí, siempre escuché decir a mi madre que si las promesas se cuentan ya saben lo que pasa).

PUES SÍ, CAB……

JJBarquín @barquin_julio Cuenta Manu Sánchez con ese don y esa gracia innatas de la Andalucía que representa, que una de las mejores anécdotas que le han contado en su vida es la de una asociación de mujeres de Chiclana. El de Dos Hermanas, gran showman y bético confeso, relata que hace 30 años, en la Transición, a esta asociación le cedieron una sede que amaneció con la siguiente frase: “Ya están aquí las putas éstas, que sólo quieren mandar y follar”. Manuela, la presidenta de Asocum, en vez de borrarlo, cogió un bote de pintura y completó la pintada: “Pues sí, cabrones”. Sencillamente, genial. Sublime.

La anécdota viene que ni al pelo con todo lo que está pasando alrededor de la prensa parcial sevillana. Crónicas, comentarios, tertulias de radio, artículos de opinión, razonamientos, afirmaciones y revelaciones. Todo ha servido para menospreciar, desfavorecer y escupir, si era necesario, al Betis. Periodismo barriobajero, de bajo coste, de menoscabo gratuito e interesado. Profesionales del maltrato diario.

Pero las cosas han cambiado. Pues sí, cab…… Después de años de dominio absoluto, donde nadie les contestaba, donde hacían, deshacían a su antojo, donde más que opinar lo que hacían era juzgar con odio e inquina todo lo relativo a la acera verdiblanca, han aparecido muchas voces que se han propuesto desenmascarar a estos sujetos.

A esa intifada verdiblanca, en la que Sentir Bético lleva ya un tiempo, se han unido páginas como verdeando.es y particulares como @ElDesmadre_, @juancarlosnca, @andresitocana @sergio10rialto con sus Nivelitos o @raulamian con sus excelentes artículos sobre las prácticas de la llamada Biriprensa. Son la fiel infantería verdiblanca, que no va a parar de descubrir y señalar todas las falsedades y medias verdades que fomentan esa cuadrilla de interesados periodistas.

Lo escribí hace unas semanas. La ciudad ha tenido, tiene y tendrá grandes periodistas en esto del periodismo deportivo. Con sus colores, con sus preferencias, con su corazón vestido de rojo o verde. Lo normal. Pero los profesionales sensatos tienen la objetividad y rigurosidad por bandera para ser creíbles y dignificar la profesión.

Ahora han comenzado una campaña de desprestigio hacía los que opinamos en redes sociales para lavar su dañada y maltrecha imagen. No se dejen engañar. Son y serán ultras con una pluma, un micrófono o cámara delante. Tienen nombres y apellidos. Son los mismos de siempre. Pero los tiempos han cambiado. Ya no callamos más, cab……

 

 

 

 

 

INSULSO, LENTO Y FALLÓN

Deportivo Alavés 0 – Real Betis Balompié 0

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Empate a cero del Real Betis en su visita a Medizorroza en un partido que controló prácticamente en su totalidad pero que no supo ganar. Los fallos de cara a gol privaron a los de Setién de obtener la primera victoria de la temporada.

Empezaron los verdiblancos dominando el encuentro a su antojo y dispusieron de dos claras oportunidades para adelantarse en el marcador, pero Francis y Guardado se toparon con Pacheco, que lo paró absolutamente todo. A la media hora de juego fue Inui el que tuvo en sus botas el primer gol bético pero mandó fuera su rosca. En esta primera mitad los de Abelardo no inquietaron la meta de Pau López.

La segunda mitad empezó de manera distinta. Los locales se vinieron arriba y tuvieron ocasiones para poner el partido cuesta arriba para los visitantes. El portero catalán del Betis estuvo acertado y seguro, evitando el gol vitoriano. Pero la más clara de todas la tuvo Sanabria. El paraguayo erró el mano a mano que tuvo nada más entrar al terreno de juego. Luego llegaron las ocasiones de Feddal, Loren y Tello, pero Pacheco se encargó de frustrar todas ellas.

El juego de los de Setién fue de más a menos, empezando con intensidad en la presión y velocidad en los ataques para ir pasando a un juego tedioso, lento y menos vertical. El domingo debe mejorar mucho para el derbi frente al eterno rival si quiere conseguir un resultado positivo. No se me ocurre una mejor manera para lograr el primer triunfo de la Liga.

LO MEJOR: el juego de la primera media hora.

LO PEOR: las clarísimas oportunidades erradas.

NO AL CAMBIO

JJ Barquín @barquin_julio Año a año, el verano es una época muy dada a los rumores. Hasta que se cierra el mercado de fichajes, los medios de comunicación tienen muchas páginas que rellenar y muchas horas de radio y televisión que satisfacer. En el universo verdiblanco, las últimas horas se han visto alteradas por varios nombres: Rafinha, Zinchenko y Sergio León. Vayamos por partes.

Bajo mi punto de vista, Rafinha es un gran jugador, pero puestos a reforzar al conjunto, creo que es mucho más necesaria la llegada del jugador ucraniano. Ajolá, como diría alguno, hubiera dinero para traer a los dos, pero me temo que las arcas verdiblancas no pueden asumir tales aspiraciones. Junior se encuentra muy sólo en ese lateral, ya que la propuesta de Setién de utilizar -en pretemporada- a Tello no parece muy convincente. Sobre todo, porque el catalán es todavía muy joven y puede aportar mucho más en ataque que en defensa. Eso de ir retrasando la posición, lo dejaremos para más adelante, para cuando tenga más edad.

Hace unos minutos ha aparecido otro nombre: el vizcaíno Lekue. El lateral del Athletic es un buen nombre para intentar reforzar el costado izquierdo, aunque también podría ser una argucia para presionar al Manchester City en las negociaciones. Sea como fuere, es un jugador muy válido, con experiencia en la liga y muy regular ya que de las tres temporadas que lleva en el conjunto vasco ha disputado una media de 25 encuentros. El tiempo dirá.

Sergio León. El último nombre. El más inesperado y más sorprendente. Se habla de una posible salida del cordobés para dejar sitio a Paco Alcácer. Me niego a admitir que Setién quiere hacer ese canje después de ver el rendimiento que ha ofrecido Sergio León en su último año. El de Palma del Río, además de los goles, aporta lucha, entrega, sacrificio, movilidad y beticismo que, aunque parezca algo menor, para los aficionados es muy importante.

Esperemos que Sergio continúe en el Betis para seguir dándonos alegrías y un comportamiento intachable sobre el campo. Yo no lo cambiaría por Alcácer por muchas razones. Una de ellas: Sergio ha marcado 11 goles la pasada temporada. Alcácer 10 tantos en dos temporadas y en un equipo que te las pone como se las ponían a Fernando VII. Así de claro.

Foto: Antonio Pizarro.

A ESOS ATREVIDOS IGNORANTES…

JJBarquín @barquin_julio Han pasado casi tres días del inicio de liga y sigo impactado. Es impresionante la cantidad de personajes dañinos, oportunistas y cobardes que rondan por las redes sociales. Si no teníamos bastante con la fanática y sectaria prensa sevillana, ahora han surgido estos especímenes que son entrenadores frustrados. Saben de técnicas, tácticas y movimientos. Además de técnicos, son psicólogos, preparadores físicos y si me apuran hasta utilleros. Por saber, saben hasta cual es el nivel de altura que debe tener el césped pues deben tener un máster en ingeniería técnica agrícola.

Ha bastado un mal resultado, que no un mal partido, para que florezcan hasta de debajo de las piedras. De nada ha servido lo hecho la temporada pasada por Setién, su equipo y los jugadores. De nada ha servido que el cántabro cambiara el estilo de juego ramplón de la última década. De nada ha servido clasificarse para Europa. De nada ha servido que fuera de la ciudad, el universo futbolístico alabara y disfrutara con el juego del Betis. De nada han servido los ilusionantes fichajes de este verano. Ya han salido los tristes amargados y resentidos de siempre, las hienas rencorosas. Los entrenadores baratos del Fifa de La Palmera.

Eso de saber más que nadie es más antiguo que el hijo blanco, pero las redes han servido para ampliar los mensajes de todos esos que se creen un míster en potencia. Opinan sin tener datos, sin conocer todas las claves internas y externas de un partido. Opinan sin tener los conocimientos tácticos y técnicos que manejan los profesionales. Aun así, todos saben cómo debían estar colocados los centrales, qué jugadores no sirven y en qué zonas del campo debe Serra traer más refuerzos.

Pero lo que chirría es el nulo margen dado al entrenador y al equipo. Algunos de los juicios emitidos pueden venir por las excesivas expectativas generadas entre la afición, pero la gran mayoría son injustas, tendenciosas y perversas. Las críticas generadas tras el partido suenan a inquina, a odio, a fanatismo. Y también a algo que relataba con mucha gracia y maestría el desaparecido profesor -y gran bético- José María Pérez Orozco, cuando en la barra de un bar explicaba una anécdota en un restaurante de Madrid. En un momento del relato señala que su madre decía que la ignorancia es atrevida, y que la tremenda ignorancia, es tremendamente atrevida.

No hace mucho tuve la suerte de conocer a un tipo excepcional. Un vasco que ha trabajado muy duro y que, desde muy abajo, ha ido creciendo en esto del balompié. Un tipo que con sus experiencias y sus conocimientos me ha abierto los ojos en muchas cosas del universo futbolístico. Un tipo que me enseñó que todo es mucho más complicado y, a la vez, más sencillo de lo que pensamos. Un tipo con una existencia vital arrebatadora, que tuvo que emigrar para labrarse un camino en lo que ha sido toda su vida. Un profesional excelente, un estudioso, un analizador incansable, un filósofo de la vida.

Un tipo de Bermeo que hace unas horas escribía en su cuenta de Twitter una serie de reflexiones que deberían tatuarse en la piel todos los béticos: “La paciencia ese árbol de raíces amargas y de frutos dulces. Su ausencia nos debilita, su dominio nos fortalece. La habilidad de saber esperar recompensa. El arte de soportar la espera, de concentrar la fuerza. Compañera de la esperanza, es a veces tan valiosa como el talento. Una revolución necesita tiempo para instalarse”. Poco más se puede decir.

DECEPCIONANTE DEBUT LIGUERO

Real Betis Balompié 0 – Levante UD 3 (Roger y dos de Morales)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Batacazo tremendo del Real Betis en su estreno liguero ante un rival que maniató perfectamente a los verdiblancos y aprovechó sus ocasiones para llevarse una victoria contundente del Benito Villamarín. Toda la ilusión despertada por el equipo de Setién en la pretemporada quedó borrada del mapa.

De nada sirvió controlar la posesión del balón y llevar todo el peso del partido. Pese a esto, no estuvo mal el Betis en la primera mitad. Le faltó claridad, velocidad y acierto a la hora de culminar las múltiples jugadas de ataque que generó. Ni siquiera el primer gol granota desmoralizó a los de Heliópolis, que siguieron buscando con ahínco y determinación la meta rival. La segunda mitad comenzó de la misma manera: el Betis dominando e intentando desarbolar el entramado defensivo visitante pero fallando en la última toma de decisiones. Ahí estuvo el hándicap de los de Setién.

Lo que sí supuso una losa definitiva para las aspiraciones béticas de sacar algo positivo fue el segundo gol del Levante. El partido se acabó en ese instante. El equipo verdiblanco se hundió por completo y no volvió a generar peligro salvo un chut de Inui muy al final. Se notó que aún le queda al equipo mucho trabajo por hacer y mucha resistencia y fortaleza por adquirir. El definitivo 0-3 llegó en los minutos de prolongación, al aprovechar Morales un contragolpe de su equipo.

El resultado ha sido contundente pero es muy pronto para sacar conclusiones definitivas. Ni hay que echarse a temblar pensando que todo es desastroso ni podemos caer en la relajación creyendo que el partido ha sido engañoso e injusto. Hay muchos aspectos por mejorar y tiempo para hacerlo, así que no queda otra que ponerse manos a la obra y seguir trabajando.

LO MEJOR: me quedo con el juego de la primera parte y el buen partido de Carvalho hasta que le duró la gasolina.

LO PEOR: el resultado y la desmoralización del equipo tras el 0-2

FOTO: Antonio Pizarro (DIARIO DE SEVILLA)

MIEDO

JJ Barquín @barquin_julio Es lo que comienza a rondarme por la cabeza desde hace unos días. Miedo a la afición. Entiéndanme. Soy de los que cree que la afición del Betis es su mayor y menor activo. Somos capaces de lo mejor y de lo peor. De ilusionarnos con muy poco y de caer en el pozo del pesimismo más absoluto. Blanco y negro, sin escala de grises.

El equipo de Setién ha realizado una pretemporada espléndida. Con muchos más claros que oscuros y profundizando en el sistema y estilo implantados por el cántabro desde que llegase al paseo de la Palmera. Ha sido el momento de ver a los nuevos fichajes y de comprobar que los refuerzos son un acierto. Nueva sabia para un equipo que necesita mucha calidad para plasmar sobre el césped lo que tiene en la cabeza el míster. Eso, junto a lo vivido la pasada temporada, han hecho saltar las alarmas de la imaginación, la esperanza y una ilusión desbordante en el beticismo.

Ese es mi miedo. Que no todo salga como los béticos pensamos y la frustración y el pesimismo vuelvan a destrozar lo construido por el Consejo, Serra y el cuerpo técnico. Creo que no va a ocurrir pues se han construido unas bases sólidas pero el fútbol, además de un deporte es un juego. Y puede pasar de todo. En una larga temporada muchos son las contrariedades que pueden surgir: malas rachas, lesiones, arbitrajes, etc. Está claro que con un buen equipo tienes más posibilidades de conseguir el objetivo, pero creo que uno de los aspectos fundamentales es alcanzar una unión indestructible entre cuerpo técnico, equipo y afición.

Si conseguimos remar todos en la misma dirección, el Betis estará más cerca de conseguir muchos de los objetivos que se proponga. Pero para eso hace falta paciencia y confiar ciegamente en el trabajo de todos los agentes implicados. Y saber que el rival también juega y tiene sus armas para intentar doblegarnos. El viernes nos visita un equipo que el año pasado terminó jugando de maravilla al fútbol y que, aunque suene a rival propicio para comenzar a ganar, nos complicará enormemente la vida.

Y, por último, un aspecto que debemos cuidar con máximo celo: los béticos no debemos comenzar a atesorar cualidades que son impropias de nuestra historia. La soberbia, la prepotencia y la altanería nunca nos acompañaron en nuestros más de cien años de vida. Nuestras cartas de presentación son la humildad, la sencillez, la pasión, la fidelidad o la esperanza. Y una cualidad esencial: la aceptación de la derrota como un elemento más del deporte y de la vida, que quedó reflejado de manera sublime en ese arcaísmo que es nuestro lema: Viva el Betis manque pierda.

 

QUE COSA MÁS FEA

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Ayer por la tarde se presentó la segunda equipación del Real Betis Balompié para la temporada que está a punto de comenzar. No voy a entrar en hacer valoraciones generales de si gusta más o menos a todos los béticos. Voy a expresar mi opinión personal. Voy a escribir de lo fea que es la camiseta.

Cuando hace tres temporadas la entidad verdiblanca firmó con Adidas me llevé una gran alegría. Después esa felicidad se convirtió en decepción porque sólo un par de camisetas de las nueve que vistió el Betis en esos años eran aceptables y bonitas. La marca alemana tiró de catálogo y no estuvo a la altura de lo esperado. Rescindir el contrato era lógico y se hizo, firmando con Kappa.

La firma italiana se caracterizó durante los catorce años que vistió al Betis por hacer camisetas bonitas y del agrado de casi todos. Para esta nueva etapa arriesgó de salida con el cambio del blanco por el verde en el pantalon de la primera vestimenta bética. Hay quienes piensan que eso es un sacrilegio (¿verdad compañero Barquín?), cosa que a mi me parece desproporcionado. El cambio es por una temporada y no veo inconvenientes si eso conlleva un aumento en las ventas.

Luego llegó la presentación de la camiseta verdiblanca y el resultado fue satisfactorio. De corte clásico y tradicional, me parece una casaca bonita, muy representativa y respetando lo que debe ser la camiseta del Real Betis. Y encima, me gusta como le quedan las calzonas verdes.

Pero lo de ayer lo nubla todo. La segunda equipación no hay por donde cogerla. Es fea con avaricia, ridícula, un sinsentido tremendo. El diseño es horrendo, más próximo a un pijama de hospital privado muy pijo que a una camiseta de fútbol. Mi decepción es absoluta y no logro entender ahora el cambio de Adidas por Kappa.

Ojalá que ganemos muchos partidos esta temporada con esta camiseta y quede sólo en una fea anécdota. Espero que la tercera equipación que será presentada en pocos días me sorprenda gratamente y maquille un poco el espanto de la segunda camiseta del Betis.

MODA, ESTILO Y TONTOS

JJ Barquín @barquin_julio Recuerdo perfectamente la pista de fútbol sala donde me cruce con Lucas Haurie. En Reina Mercedes jugábamos los encuentros de la liga de periodismo. Me hizo una referencia a la camiseta de Osasuna que yo llevaba puesta ese día. Teníamos que vestir de rojo y la elástica navarrica -comprada en mis vacaciones en el Castillo de Javier- me venía de lujo. Tras una dura entrada que le hice, su respuesta fue “dame, dame fuerte que os vamos ganando”. No recuerdo si ganamos o perdimos, pero le hice caso.

Desde joven tenía esa fijación en el resultado. Es normal que después con el paso del tiempo, Bilardo fuese su héroe, su mito viviente. El juego es lo de menos. Lo importante es el resultado. Ganar, sí o sí, como diría su amado presidente enrejado. Ahora, después de tantos años, sigue fiel a ese pensamiento futbolístico. Y, con su excelente pluma e innata enajenación, sigue expresando una opción plausible y respetable dentro del mundo del fútbol.

Hasta aquí, perfecto. Pero, su inquina hacía Heliópolis, le hace traspasar la línea de la objetividad para convertir su pensamiento en un ataque al club verdiblanco. Recientemente, en un perverso artículo ha pretendido enfrentar al míster verdiblanco con Serra Ferrer. Siguiendo la senda de su compañero del alma, Manolo Aguilar, que hace pocos días calificó el juego del Betis como un tiki taka de pacotilla, Haurie denomina el estilo de Setién como una moda pasajera y lo confronta con el pensamiento ganador del Balear.

Habría que recordarle al “excéntrico Haurie”, que para ganar en el fútbol hay muchos caminos y que tan loable es el juego asociativo como el juego directo. Setién o Simeone. Guardiola o Mourinho. Allegri o Klopp. Cuestión de gustos, maneras de percibir el fútbol. Yo siempre prefiero ver jugar bien a los equipos, sobre todo, porque tampoco está demostrado que jugando mal sea más fácil ganar.

Para cerrar su texto, llega a decir que Serra tendrá que enmendar a Setién para que no confunda lo anecdótico (la forma) con lo sustancial (el resultado), finalizando con la frase de Oscar Wilde “un tonto jamás se repone de un éxito”. Setién ni es tonto, ni se lo hace. Setién sabe de fútbol mucho más que otros que solamente reconocen el color de testículos o insultan a las aficiones.

Setién sabe perfectamente lo que supone el éxito porque lo tuvo como jugador y lo está encontrando en el Betis. Pero Setién es otro que tiene el culo pelado, como el gran Luis Aragonés. Viene desde abajo (Racing, Ejido, Selección Guinea, Logroñés, Lugo y Las Palmas) y no le ha llegado el éxito como a algunos que hicieron una temporada buena y vivieron de ella toda su vida.

Decía Coco Chanel, “la moda se pasa de moda. El estilo jamás”. El problema es que muchos pueden usar la moda, pero nunca tendrán estilo. Es el caso de Haurie. Solamente hace falta recordar su titular “Rubén maltrata al Vallladolid”, para saber de qué tipo de persona estamos hablando.

 

GANAS DE DERBI

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Tengo ganas de derbi. Así de claro. No es que ayer pasara mucho tiempo expuesto al sol y esté delirando. Ni mucho menos. Puede sonar a incongruencia, a pensamiento desfasado y a todo lo que ustedes queráis, pero es así: tengo unas ganas locas de que llegue ya el domingo 2 de septiembre y poder vivir todo que se vive ese día.

Lo correcto sería ser cauteloso, más comedido, pero tengo mis motivos para estar ya nervioso y ansioso por enfrentarnos al eterno rival. Aun quedan partidos de preparación y entrenamientos para seguir engrasando todas las piezas de la máquina verdiblanca. Y antes del encuentro ante el Sevilla FC hay otros dos frente al Levante UD y el CD Alavés que hay que ganarlos para llegar en plenitud a la tercera jornada de Liga. Pero no puedo evitar mis ganas de derbi.

Tengo que aclarar y explicar que estas ganas no son provocadas porque yo crea que ganaremos fácilmente y que el partido será coser y cantar. No pienso eso. Mi motivación viene provocada por la tremenda ilusión que me genera el proyecto deportivo del Real Betis. Esta ansiedad es fruto de años en los que temía la llegada del derbi como si se tratara de una maldición porque era consciente de que mi equipo no iba a competir y que sería un pelele en manos de un rival infinitamente superior.

Pero ahora las cosas han cambiando en Heliópolis y la escuadra bética se está convirtiendo en un equipo fiable, con jugadores de alto nivel competitivo, con amor propio, con contundencia física y con mucha calidad. Todo esto le permite enfrentarse a cualquier rival mirándole directamente a la cara y diciendo que somos un equipo de fútbol de verdad. Por estos motivos tengo ganas de que llegue el derbi.

Luego pasarán mil cosas incontrolables y puede que me arrepienta de estas ganas. Pero eso llegará o no. Lo que nadie me puede quitar a día de hoy es la tremenda ilusión que despierta el Betis en mí. Y todavía quedan cosas por hacer que aumentaran esta ilusión. Pues que el ritmo no pare. Es hora de disfrutar sin límites del Real Betis Balompié.