VICTORIA DE AMOR PROPIO Y SACRIFICIO

Girona FC 0 – Real Betis Balompié 1 (Loren)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Quinta victoria consecutiva del Real Betis que avanza firmemente hacia Europa. En Montilivi supo sufrir, jamás le volvió la cara a la batalla y se entregó al máximo para traerse los tres puntos a Heliópolis. No fue brillante el juego de los de Setién, pero a la indudable calidad del equipo se le une un sacrificio y amor propio que le están dando muchos puntos en el casillero.

En la primera parte el Betis desaprovechó hasta cuatro claras ocasiones de gol para adelantarse en el marcador. El conjunto catalán también tuvo las suyas, sobre todo en dos jugadas muy arriesgadas dentro del área verdiblanca. En una de ellas Dani Giménez le tiró un sombrero a un atacante rival, sembrando el pánico entre la fiel afición bética. Esa jugada podría haber sido el empate, porque antes el equipo andaluz se había puesto por delante tras una jugada espectacular de Joaquín. El portuense montó él solo un contragolpe que culminó magistralmente Loren.

La segunda mitad fue de claro dominio local. El Betis se agazapó y pudo pagarlo caro. Hasta dos goles anuló el juez de línea (más uno en la primera parte) que pudieron llevar las tablas al marcador. Los tres tantos estuvieron bien anulados. En los dos primeros, el fuera de juego es obvio. En el tercero no posición antirreglamentaria del goleador pero si de un atacante que hace por disputar el balón antes del remate. El caso es que sufrieron los béticos más de lo debido, pero supieron hacerlo y, sobre todo, disputar con inteligencia y veteranía los últimos copases del encuentro.

Con esta victoria el Betis pone mucha tierra de por medio ante un rival directo. Mañana hay un enfrentamiento entre los inmediatos perseguidores del conjunto de Setién, que se afianza en la quinta plaza y que da muestras partido tras partido de haber llegado al tramo final del campeonato en plenitud, con confianza y con carácter para encarar todos los choques con el convencimiento de poder ganarlos. Que siga así.

LO MEJOR: la quinta victoria, la extraordinaria jugada de Joaquín y la reaparición de Sanabria.

LO PEOR: que no se controló el partido en la segunda mitad.

FOTO: Mundo Deportivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *