VICTORIA EUROPEA

Real Betis Balompié 2 (Durmisi y Fabián) – Málaga CF 1 (En-Nesyri)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El Betis ha sellado esta noche su pasaporte europeo tras lograr la victoria ante el Málaga. Un golazo de Fabián le permite al conjunto verdiblanco asegurar, como mínimo, la séptima plaza, y deja muy encarrilado no bajar del sexto puesto. Los de Setién han sumado 22 puntos de los últimos 24 disputados.

No ha sido un partido brillante y espectacular del Betis. Quizá atenazado por los nervios y con miedo a no lograr hoy certificar su clasificación continental, los béticos no supieron imponerse al Málaga. El conjunto de la Costa del Sol presionó muy bien e incomodó mucho el juego de los de Heliópolis. Aun así, las ocasiones claras fueron verdiblancas. Barragán pudo adelantar al Betis, pero su potente disparo se topó con el larguero.

Sin embargo, el primer gol del partido fue malaguista. En-Nesyri aprovechó un balón a la espalda de Amat para batir a Pedro con calidad. Reaccionó de inmediato el conjunto local por medio de Durmisi, que erró en el mano a mano solo un minuto después del gol del Málaga. Si acertó el danés a los tres minutos de su fallo, aprovechando un mal despeje de la defensa visitante para robar el balón dentro del área y lograr el empate.

Tras el descanso el partido se volvió muy espeso y lento. Al Betis le costaba muchísimo generar jugadas de ataque y Setién movió el banquillo, dándole entrada a Loren por un desacertado Boudebouz  y a Guardado por Joaquín. Mejoró el equipo bético con los cambios y en el minuto 72 llegó el golazo de Fabián. El canterano se perfiló de maravilla para darle una sutil rosca a la pelota y mandarla dentro de la portería malaguista. Con el resultado de cara y la afición exultante, el Betis controló los minutos finales sin sobresaltos, salvo un saque de banda colgado al área en el tiempo de descuento.

Con el pitido final la fiesta y la alegría se desbordaron en el Villamarín. Los béticos tenemos que sentirnos muy orgullosos de nuestro equipo y del trabajo de Quique Setién y todo su cuerpo técnico. Y ahora hay que ir a por la Matrícula de Honor. Que no pare esta maravillosa racha. Gracias Betis. Qué feliz estoy.

LO MEJOR: el golazo de Fabián, el partidazo de Mandi y el retorno a Europa.

LO PEOR: podría destacar cosas del partido que no me han gustado, pero no voy a dejar que se empañe la felicidad que sentimos todos los béticos.

FOTO: Antonio Pizarro (Diario de Sevilla)

EL VERDADERO SENTIR BÉTICO

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El pasado jueves 19 de abril tuve la inmensa fortuna de acudir al Palco Presidencial del estadio Benito Villamarín para presenciar el partido entre el Real Betis Balompié y la UD Las Palmas. Fui acompañando a mi primo Javier, presidente de la Peña Bética de Ciudad del Cabo.

He de reconocer que es bastante complicado mantener la calma en el palco y allí se pasa bastante mal viendo los partidos. El final, con el gol de Junior, fue apoteósico y vi a mucha gente emocionada y feliz por la importante victoria. Fue un día de emociones fuertes y bonitas. Pero todo empezó la noche anterior. Mi madre me mandó este mensaje que, por su emotividad y por transmitir el verdadero y auténtico sentir bético, reproduzco íntegramente.

Que buen instrumento es el cerebro, capaz de evocar y recordar anécdotas que mi padre contó en más de una ocasión. Planchar una camisa para mi hijo Pablo, con todo el mimo del que soy capaz, me ha llevado a una imagen que de tanto evocarla me parece real.

Mi padre era un niño de la guerra que sufrió una posguerra dura y penosa. El hambre y todo tipo de carencias, hicieron de él un hombre bueno y justo. Contaba que siendo un niño, iba andando al campo del Betis de sus amores para que lo dejaran entrar los últimos minutos. Sus padres no lo dejaban ir pero él lo hacía. Para que su madre no se diera cuenta de lo que había andado, se quitaba las alpargatas, que era el único calzado que tenía, y no dudaba en caminar descalzo para no gastar la suela de sus tristes alpargatas que podrían delatarle. Tiempos de hambruna y penas que no le quitaron las ganas de disfrutar de su equipo.

Algunos años después fue socio y penó y disfrutó con su Betis. Era un espectáculo verlo escuchando o viendo un partido de fútbol. Lanzaba córneres, paraba como nadie todos los posibles goles que llegaban a la portería y marcaba más goles que nadie con la cabeza y con todo su cuerpo. El año que murió, el Betis descendió y mi hijo, que ya apuntaba maneras, se acordó de él.  Siendo un niño de 7 u 8 años, con la voz entrecortada me dijo «menos mal que el abuelo no lo ha visto» Toda una lección de beticismo y cariño hacia su abuelo.

Han pasado muchos años y el sentir es el mismo. Es por todo esto y más cosas que guardo en mi memoria de bética, que me afano en lo único que puedo aportar para mañana. Deseo que mi hijo y mi sobrino Javier se luzcan en el palco y disfruten con el  Betis. Con motivo de la creación de la Peña Bética en Ciudad del Cabo lo han invitado, y Javier sin dudarlo ha puesto la salvedad de que él siempre va al Betis con su primo. Ole los primos béticos (Joaquín por supuesto también), que han heredado un sentir verde y blanco que le corre por las venas.

Gracias mamá por ser como eres y por ponerle a todas las cosas de esta vida emotividad, cariño y corazón. Y por su puesto, gracias Javier por querer que te acompañara en este día tan especial.

 

DETALLES (II)

JJ Barquín @barquin_julio Desde hace mucho tiempo, la comunicación es una herramienta estratégica fundamental dentro de cualquier institución, organización o empresa. De hecho, más del 92% de las empresas españolas cuentan con un departamento de comunicación. Las empresas del siglo XXI necesitan comunicar, expresar y relacionarse como parte del mundo globalizado al que pertenecen. Por eso, la información es fundamental para que las organizaciones den una buena imagen exterior y un funcionamiento interno eficaz.

Como estamos hablando de comunicación, vaya por delante mi felicitación al departamento de comunicación del Real Betis. Nada tiene que ver lo que se está gestionando desde la entrada de Julio Jiménez Heras y su extenso equipo en la dirección de comunicación, con las actuaciones de tiempos pasados, cuando reinaba el indeseable Ayatolá de Jabugo. La comparación de una época con la otra bien explica la brutal transformación de un club que necesitaba entrar en el presente siglo en todos los aspectos.

Muchas cosas se están haciendo bien en el departamento de comunicación del club. Y por eso, los béticos debemos aprovechar todo lo que nos ofrece el club en cuanto a medios (radio, televisión, redes sociales, etc) para poder seguir la actualidad de nuestro club. Y, sobre todo, tras ver la labor de una gran parte de la prensa sevillana, que son más desinformadores que informadores, más biris que periodistas, más hooligans que personas. A esos perros, ni agua.

Aun así, siempre se puede mejorar y el espíritu crítico debe estar presente en todos los departamentos de nuestro club para seguir puliendo detalles. Me refiero al rigor y la credibilidad. Dos aspectos complicados de alcanzar y más en una televisión de club, donde los comentaristas y colaboradores se afanan en destacar en exceso las bondades del equipo y esconder de manera vergonzante sus defectos. Analizando nuestra casa, los comentaristas de BetisTV son razonablemente objetivos, aunque el otro día contra Las Palmas perdieron los papeles.

Desde que faltaban quince minutos para terminar el encuentro, estuvieron repitiendo machaconamente que “era una vergüenza la actitud del equipo de Paco Jémez por no atacar”. Incluso se llegó a decir que era normal que estuvieran para descender jugando de esa manera. Querido Nacho González y compañía, los nervios y la pasión no pueden convertiros en unos hinchas fanáticos al comentar un partido. Como podréis entender cada equipo juega, defiende, ataca y se comporta como le da la real gana a su entrenador.

No es elegante ni creíble atacar al otro con argumentos tan mezquinos para esconder la impotencia de no poder conseguir el objetivo propio. Y más cuando el equipo de Setién estaba haciendo un buen partido al que solamente le faltaba la finalización. Decía el poeta colombiano Jorge González Moore que son los pequeños detalles los que hacen grandes amigos. Tomo la frase y la hago mía para decir que también son los pequeños detalles los que hacen grandes periodistas.

 

 

 

 

 

LA ZORRA Y LAS UVAS VERDES

Manuel Rey @ManuReyHijo No quiero parecer ventajista, aunque alguien lo pueda pensar. Los que han tenido ocasión de leer algunos de mis mensajes de whatsapp en el foro de Béticos que frecuento, saben que las reflexiones que realizo en estas líneas no son fruto de una rabieta a consecuencia del descenso virtual que ha consumado el Betis Deportivo a Tercera División (somos los penúltimos, repito los penúltimos, a tres jornadas de concluir la competición).

En la cantera del Betis se llevan haciendo las cosas regular desde hace mucho tiempo. Solo circunstancias puntuales han hecho que en determinados momentos haya habido algún buen resultado, que nunca ha sido fruto de la planificación sino de la casualidad. Decía en otro post de este blog hace ya varios meses, que la prueba del algodón en lo que respecta a entrenadores de las dos categorías más significativas de nuestra cantera, es decir, División de Honor de Juveniles y Primer Equipo Filial, solo la debería pasar Pablo del Pino pero nunca JJ Romero.

JJ Romero es un bético al que le gusta mucho el fútbol y que desearía hacer de esto su profesión. Le reconozco habilidades en la gestión de grupos, algunas capacidades de motivación y cierta destreza  comunicativa. No es poco, sin duda, para dirigir a un equipo filial. Justo lo suficiente para ascender de Tercera División a Segunda B al mejor equipo de la categoría con mucha diferencia (recuerden que en ese plantilla militaban Narváez, De la Hoz, Loren, Francis, Junior, Pedro, Aitor Ruibal, Julio Gracia, Hinojosa,…). Pero no da para más.

El denominado principio de Peter postula que en una jerarquía todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia, y tiene clara aplicación al caso que nos ocupa.  En un escenario competitivo algo más igualado, el equipo le ha hecho aguas y nunca ha sabido conformar un bloque sólido que afronte con garantías la competición. Claro que no tiene él culpa de todo. Alguien puede argumentar que la planificación inicial no fue la más apropiada (si es así algo debería haber dicho en su momento), que no ha tenido la plantilla completa en la segunda vuelta (para cualquier equipo de Segunda B haber tenido una vuelta completa a Loren y Junior es un lujo asiático), que se le han lesionado jugadores (como le sucede a todo el mundo), etc.

La realidad ante la que nos enfrentamos es que por la boca muere el pez y de pasar a jugar en tres años en Segunda División como él prometió, pasaremos casi con seguridad a tener como objetivo volver a ascender a Segunda División B. Justificando sus errores, sus comparecencias en prensa se han convertido en un continuo alegato a la mala suerte, a la juventud de la plantilla, a la dificultad del equipo contrario, o a lo poco acertados que habían estado los árbitros. Francamente triste y cansino para un club como el Betis Deportivo cuando tus rivales (con todos mis respetos) eran el Jumilla, el Villanovense, el San Fernando, el Linense, o El Ejido, entre otros.  Lo último que hoy le he leído es justificar la situación con el argumento de la famosa fábula de Esopo » ¡Qué tonta soy! ¿Quién necesita estas viejas uvas verdes?, decía la zorra cuando veía que su deseado premio se le escapaba». Es decir, que ahora resulta que es mejor estar en Tercera que en Segunda B porque así se forma mejor a los jugadores. Oiga, díganselo rápido al Real Madrid, Barcelona, At. Madrid, Valencia, Villarreal o Ath. Bilbao, porque todavía no se han enterado.

Habrá quien piense que el equipo filial está para sacar jugadores y subirlos al primer equipo (con lo que yo estoy absolutamente de acuerdo). Siendo eso así se podrá poner en valor la situación de Francis, Loren y Junior. Creo honestamente que sin restarle relevancia a la influencia de JJ en ello, pienso que el mayor responsable de la situación es Quique Setién, que ha tenido el valor de poner a los chavales en momentos complicados en Primera División, sabiendo ver y extraer rendimiento real allá donde solo había capacidad potencial. Más bien creo que en el filial hay jugadores a los que JJ no ha sabido extraerle el suficiente provecho para que el equipo se hubiera mantenido holgadamente en la categoría.

Los dirigentes de nuestro club deben seguir adoptando decisiones justas también en la cantera. La de JJ Romero ha de ser solo una de ellas, por supuesto, porque tan solo es la punta del iceberg. Pero ciñéndonos a su caso, justo es darle las gracias por los servicios prestados y por el alegato que nos hizo sentir en verdiblanco en las previas del partido del pasado año contra el Lorca Deportiva. Tiene todo nuestro cariño y reconocimiento, por supuesto, pero para crecer en este ámbito necesitamos que al final de 2018 las uvas las tome JJ como empleado de otro club.

EL PUNTO COMPETITIVO

Atlético de Madrid 0 – Real Betis Balompié 0

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El Betis se trae un valioso punto de su visita al Wanda Metropolitano tras realizar un notable partido, compitiéndole sin complejos a un gran rival y dejando por sexto partido consecutivo la portería a cero. El 30 de abril podría cerrarse matemáticamente el retorno a las competiciones europeas.

Pese a no moverse el marcador, el partido fue entretenido y vistoso. Sin renunciar a su estilo, ambos equipos buscaron la victoria y dispusieron de ocasiones para ello. Pero a la hora de la verdad, las imprecisiones y la madera evitaron que se moviera el resultado. Más allá de detallar las jugadas claves, lo positivo del partido para los intereses verdiblancos fue la sensación de equipo importante, trabajado, con el carácter suficiente para no arrugarse ante un rival duro y complicado, con la personalidad para no perder la templanza y ser fiel al sello que la ha impuesto Quique Setién.

Asombra ver jugar a Fabián o a Júnior. Reconforta comprobar que el equipo no se vuelve un manojo de nervios si se le lesiona el portero titular y tiene que salir el guardameta del filial en el estadio del segundo clasificado de la Liga. Enorgullece a los béticos sentir que los jugadores que se ponen la camiseta con el escudo de las trece barras están apiñados como balas de cañón.

Por eso el punto de hoy sabe a victoria de las grandes. Vemos que hay mimbres para seguir creciendo y tenemos la esperanza de que el club se agarre fuerte a esta ola de positivismo y buen fútbol y, de una vez por todas, los béticos disfrutemos con nuestro equipo. Y tenemos la confianza de que no va a ser una sensación efímera y pasajera. Que así sea.

LO MEJOR: la seriedad y la competitividad del equipo.

LO PEOR: la lesión de Dani Giménez.

FOTO: EFE

APOTEOSIS EN EL DESCUENTO

Real Betis Balompié 1 (Júnior) – UD Las Palmas 0

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Cuando todo el mundo pensaba en volverse a la Feria o a su casa con el sinsabor de un triste empate a cero, un certero cabezazo de Júnior hizo estallar de alegría al Villamarín, que ve como el sueño de la clasificación europea es una realidad casi palpable.

El partido no fu ni mucho menos brillante. El Betis no encontró la fluidez y la claridad en su juego de ataque para doblegar a un equipo que se va a ir a Segunda División por méritos propios. El conjunto de Paco Jémez no tiene ni fútbol, ni espíritu ni alma. Las oportunidades no llegaban con la frecuencia y con el peligro necesario para ganar el partido con solvencia. Solo una de Sergio León a la media hora logró inquietar al  portero canario.

La segunda parte la comenzó el Betis con más brío y, de nuevo el delantero de Palma del Río, dispuso de dos oportunidades para adelantar a los verdiblancos. Los minutos iban pasando demasiado deprisa y los de Heliópolis no conseguían hincarle el diente a Las Palmas. Amat erró en la definición con todo a su favor. En lugar de tirar a portería intentó un pase a Sanabria. El delantero paraguayo estuvo a punto de llegar a un peligroso centro de Barragán ya en el descuento, pero el lateral bético se excedió en la fuerza a la hora de pasar una pelota que se paseó por el área pequeña sin encontrar rematador.

Y en cuando todo hacía indicar que el partido terminaría en tablas, de nuevo Barragán mandó un centro al corazón del área canaria. Y por allí apareció Júnior para cabecear el balón y hacer estallar de júbilo al Villamarín. Ya no hubo tiempo para más. El partido llegó a su fin y el Betis acaricia con las dos manos su clasificación para la Europa League.

LO MEJOR: el gol de Júnior en el descuento.

LO PEOR: a estas alturas del campeonato y tras ganar un partido vital en el descuento, es imposible quedarse con nada negativo.

FOTO: Antonio Pizarro (DIARIO DE SEVILLA)

TODO PASA POR LA AFICIÓN

JJ Barquín @barquin_julio Vivimos los béticos un momento dulce, lleno de ilusión. Ya era hora. Ya nos lo merecíamos después de tantos años de penurias y mediocridad. Y como siempre, será esta bendita afición, la que ayudará a conseguir el objetivo europeo. La entrada para comenzar a hablar otros idiomas pasa por Heliópolis. El Villamarín tiene que ser un fortín para que los nueve puntos entren en el zurrón verdiblanco. Madrid, Bilbao y Leganés también serán territorio verdiblanco para que los jugadores sientan el aliento de sus aficionados.

Casi todos hemos hecho alguna cuenta en estos días. Cualquiera sabe quién acertará en las predicciones, pero creo que con 61 puntos es más que probable que el año que viene podamos disfrutar de un sorteo europeo. No todos los equipos implicados van a ganar los 18 puntos ni mucho menos. El Villareal tiene peor calendario que el Sevilla, pero no todo se resume en los próximos partidos a disputar. También influye el momento físico y de agotamiento con el que llegan los equipos; la trayectoria -ascendente o descendente- que alumbran a los implicados; la capacidad de sufrimiento y de aceptación de la responsabilidad de los jugadores y, por último, de una pizca de suerte.

Sea como fuere, pienso que el Betis necesita de su afición para conseguir esos puntos que nos lleven nuevamente al viejo continente. Esa afición que siempre lo acompañó estuviera donde estuviese. Esa afición que tuvo que hacer rifas para sacar al equipo adelante. Esa afición que fue a infinidad de lugares para dar su grito de ánimo. En definitiva, la que nunca falló, la que siempre estuvo manquepierda.

Foto: Archivo Manquepierda.com

VICTORIA DE AMOR PROPIO Y SACRIFICIO

Girona FC 0 – Real Betis Balompié 1 (Loren)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Quinta victoria consecutiva del Real Betis que avanza firmemente hacia Europa. En Montilivi supo sufrir, jamás le volvió la cara a la batalla y se entregó al máximo para traerse los tres puntos a Heliópolis. No fue brillante el juego de los de Setién, pero a la indudable calidad del equipo se le une un sacrificio y amor propio que le están dando muchos puntos en el casillero.

En la primera parte el Betis desaprovechó hasta cuatro claras ocasiones de gol para adelantarse en el marcador. El conjunto catalán también tuvo las suyas, sobre todo en dos jugadas muy arriesgadas dentro del área verdiblanca. En una de ellas Dani Giménez le tiró un sombrero a un atacante rival, sembrando el pánico entre la fiel afición bética. Esa jugada podría haber sido el empate, porque antes el equipo andaluz se había puesto por delante tras una jugada espectacular de Joaquín. El portuense montó él solo un contragolpe que culminó magistralmente Loren.

La segunda mitad fue de claro dominio local. El Betis se agazapó y pudo pagarlo caro. Hasta dos goles anuló el juez de línea (más uno en la primera parte) que pudieron llevar las tablas al marcador. Los tres tantos estuvieron bien anulados. En los dos primeros, el fuera de juego es obvio. En el tercero no posición antirreglamentaria del goleador pero si de un atacante que hace por disputar el balón antes del remate. El caso es que sufrieron los béticos más de lo debido, pero supieron hacerlo y, sobre todo, disputar con inteligencia y veteranía los últimos copases del encuentro.

Con esta victoria el Betis pone mucha tierra de por medio ante un rival directo. Mañana hay un enfrentamiento entre los inmediatos perseguidores del conjunto de Setién, que se afianza en la quinta plaza y que da muestras partido tras partido de haber llegado al tramo final del campeonato en plenitud, con confianza y con carácter para encarar todos los choques con el convencimiento de poder ganarlos. Que siga así.

LO MEJOR: la quinta victoria, la extraordinaria jugada de Joaquín y la reaparición de Sanabria.

LO PEOR: que no se controló el partido en la segunda mitad.

FOTO: Mundo Deportivo

UN GUERRERO DE CHALONS

JJ Barquín @barquin_julio Chalons es una preciosa ciudad dentro de la prefectura de la histórica región de Champaña-Ardenas. Aunque la villa con más fama es la vecina Reims, su extraordinaria catedral gótica bien lo merece, la región de Champaña-Ardenas cuenta con un hito histórico poco conocido. En sus tierras, allá por el año 451 se produjo la batalla de los Campos Cataláunicos, que enfrentó al Imperio Romano de occidente contra las tropas de Atila el Huno. Tal como cuentan las crónicas, tras muchas horas de batalla, lucha y miles de muertos, el rey de los Hunos tuvo que retirarse ante el empuje de las tropas romanas. Fue su primera gran derrota.

En Chalons en Champagne nació hace veintiséis años Aissa Mandi, un futbolista que está realizando una temporada espectacular en nuestro club. Un jugador de aspecto frágil pero que tiene gran poderío físico y una gran polivalencia pues puede jugar como central o como lateral derecho. Además, Mandi destaca por su anticipación, rapidez y tranquilidad a la hora de sacar el balón jugado, gracias a un excelente toque de balón.

Muchos aficionados vienen comentando que el franco-argelino ha mejorado sensiblemente con la llegada de Bartra. También se decía lo mismo cuando jugaba con Feddal. Me resulta desconsolador para el jugador argelino imputar todos sus méritos al compañero que tiene al lado. Mandi ha mejorado sensiblemente este año y puede que sea un poco de todo. La llegada de Setién y la confianza que le ha dado desde el primer minuto; la contribución de sus compañeros de zona; la trayectoria del equipo y, por supuesto, la mejora personal, ya que parece que el franco-argelino ha ganado en confianza, carácter y compromiso.

Y Mandi también es el ejemplo que debemos tomar todos los aficionados para aprender un aspecto fundamental en el mundo del deporte y del futbol: a los deportistas, a los jugadores hay que darles su tiempo y espacio. En el Villamarín somos muy dados a juzgar en uno o dos partidos a un futbolista y eso es un error mayúsculo. Para poder calificar a un jugador hay que dar un mínimo de partidos. Yo diría que casi una temporada. Y más si viene de otra liga, de otro país, de otras costumbres.

Detrás de mi localidad, hay un aficionado que le dio fuerte y flojo tanto a Mandi como a Fabián en sus primeros partidos, haciendo gala de su sapiencia futbolística como un pavo real muestra su excelso plumaje. Lleva muchos partidos más callado que un mimo en un retiro espiritual. Espero que sepa aprender y darle su tiempo a cada jugador de su equipo del alma. Yo siempre espero a que mis jugadores den lo mejor que llevan dentro. Sobre todo, porque el verde es el color de la esperanza.

 

FELICIDAD A RAUDALES

Real Betis Balompié 2 (Sergio León y Arbilla en propia puerta) – SD Eibar 0

Pablo Caballero Payán @pablocpayan El Betis atraviesa un momento dulce y encara el final del campeonato con confianza, solvencia y eficacia, impulsado por una afición ilusionada que ve como su equipo le está devolviendo con resultados años de sufrimiento.

Tras veinte minutos de igualdad y de más imprecisiones que aciertos, un excelente control orientado de Barragán seguido de un pase en profundidad a Sergio León, comenzó a desequilibrar la balanza para el lado verdiblanco. El delantero de Palma del Río definió con maestría para adelantar a los suyos. El Eibar acusó el golpe y el Betis se adueñó totalmente del partido. Solo inquietaron los vascos con un cabezazo de Ramis bien despejado por Dani Giménez.

Otra buena jugada de Barragán dio como resultado el segundo gol bético. Su internada hasta la línea de fondo tras un pase de Boudebouz acabó con un pase de la muerte que acabó en el fondo de la portería del Eibar tras desviarlo Arbilla. Con el partido casi sentenciado, los de Setién buscaron contragolpes que terminaran de cerrar el encuentro. Tuvo Bartra el tercero tras cabecear un saque de esquina. El central catalán cuajó un excelente partido.

En los últimos minutos saltó al césped Rubén Castro. El delantero canario tuvo tres oportunidades para lograr los goles que le faltan para ser el máximo goleador de la historia del Betis en Primera División. Habría sido el broche de oro para un partido en el que los de Heliópolis se aúpan a la quinta plaza de la tabla clasificatoria.

La felicidad se palpa en el ambiente y los béticos la expresan a raudales. Aun no hay nada que celebrar, pero es inevitable vivir este momento con alegría, euforia y optimismo. Quedan siete finales por delante para redondear una temporada magnífica. A seguir.

LO MEJOR: mirar la clasificación y ver como se implican los jugadores sobre el césped.

LO PEOR: por poner un pero, el haber desaprovechado contragolpes claros.

FOTO: Antonio Pizarro (Diario de Sevilla)