DESASTRE TRAS EL DESCANSO

Real Betis Balompié 3 (Mandi, Nacho en propia puerta y Sergio León) – Real Madrid CF 5 (2 de Asensio, Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo y Benzemá)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan  Desastre del Betis tras el descanso después de realizar una primera parte buenísima, en la que fue capaz de remontar el gol inicial del Real Madrid. La fragilidad defensiva, las pérdidas en la salida del balón y la tardanza en los cambios por parte de Setién fueron claves para la derrota verdiblanca.

Golpeó pronto el conjunto de Zidane al aprovechar Asensio (jugadorazo) un despeje de Adán. Pero el Betis no se amilanó. Cogió el toro por los cuernos y empezó a jugar al fútbol de manera brillante, logrando darle la vuelta al marcador antes del descanso. Joaquín tuvo el empate en una falta en la que Keylor Navas se lució con una parada antológica. El portuense fue el encargado de asistir a Mandi para empatar el partido y a Júnior para que el dominicano, con la ayuda de Nacho, lograra el segundo gol bético. El Villamarín explotó de alegría viendo la remontada y el juego que desplegaban los suyos.

Sin embargo todo se torció tras el descanso. El Real Madrid adelantó la línea de presión, atosigó al Betis y logró tres goles en menos de veinte minutos que dejaban el partido visto para sentencia. Se acumularon en este período los fallos en defensa, a la hora de sacar la pelota jugada y se echaron en falta cambios por parte del entrenador cántabro. También pecó el Betis de no saber dormir y parar el partido viendo el cambio de juego de los visitantes. A seis minutos del final recortó distancias Sergio León tras una gran asistencia de Júnior. Renacía la esperanza en Heliópolis que creyó por un momento en un empate épico. Nada más lejos de la realidad. En el tiempo de prolongación, una nueva pérdida absurda de balón dio lugar a la jugada que significaría el quinto y definitivo tanto de los madridistas.

La oportunidad que ha dejado escapar el Betis de pegar un golpe encima de la mesa y lograr una victoria de enjundia es tremenda. Por mucho que el juego de la primera mitad fuera brillante, la sensación que me queda tras el partido es de un profundo enfado y una decepción grandísima. Que pena Betis, que pena.

LO MEJOR: el juego de la primera mitad y el buen gol de Sergio León.

LO PEOR: el radical cambio del equipo tras el descanso, la nula capacidad de reacción de Setién y la oportunidad perdida para lograr una victoria de tronío.

FOTO: Antonio Pizarro (Diario de Sevilla)