UN WENGER EN LA PALMERA

JJ Barquín @barquin_julio Nueva victoria y nueva decepción, para una parte importante de exigentes que están que no pueden soportar lo que ven sus ojos. Lo suyo es protestar. Se haga lo que se haga. Que si se sufre, que si jugamos muy adelantados, que si es una quimera con un solo delantero, que si somos muy blandos atrás, que si… No reconozco a esta parte de béticos. Les recomiendo una valeriana o una profunda reflexión. Una reflexión que nos lleve a olvidar ese entrenador que todos llevamos dentro. A olvidar lo conseguido por Nervión. Incluso a olvidarse de que existe otro equipo en la ciudad.

Miremos hacia nosotros mismos. Miremos cómo nos sacábamos el carnet hace diez años. Miremos los medios de comunicación que había en una época no muy lejana. Miremos si había una oficina de atención al socio. Miremos si teníamos una ciudad deportiva en condiciones. Miremos el estadio que disfrutamos cada partido. Miremos el plantel de jugadores que ha llegado en la presente temporada. Miremos el acierto de un director deportivo que además es bético. Y, sobre todo, miremos la grandeza y la fortaleza de esta afición que vive en la esperanza y en el manquepierda. Somos grandes ahora, pero seremos más grandes si remamos en la misma dirección.

Por eso, debemos ser pacientes y creer en la sensatez y la apuesta por el fútbol de un buen entrenador que podría y debería convertirse en el Wenger del Villamarín. Y debería convertirse en una figura parecida al alsaciano porque el cántabro tiene muchas más cosas buenas que malas. Setién tiene un estilo de juego que concuerda con esta ciudad y con este club; cada una de sus apariciones públicas en rueda de prensa están llenas de conocimiento, sabiduría y sensatez; ha sido coherente con su discurso y sus acciones; ha rectificado algunas cosas desde que llegó y ha demostrado que cuenta con la cantera como pocos entrenadores en la historia del club.

Júnior, Narváez, Francis, Aitor, Julio Gracia, Redru y Loren han tenido su oportunidad en menos de siete meses de competición. Una apuesta por la cantera que tiene ya en el primer equipo una gran representación de jugadores formados en la casa como Joaquín, Sergio León o Fabián. Un Betis ilusionante y de futuro, que debe contar con el apoyo de su afición.

Y además, los datos le dan la razón. Con la victoria en A Coruña, el Betis consigue su décima victoria en la Liga Santander. Esas fueron las victorias conseguidas a lo largo de toda la temporada pasada, con un mal e insulso juego. Queda toda una segunda vuelta para seguir mejorando los números de temporadas pasadas. Y quedan unos meses para seguir soñando con cosas mejores. Pero soñemos sin criticar, sin fustigar, que para eso somos un club con un slogan y una condición únicos en el mundo.