FRÁGIL Y CONTUNDENTE

Real Sociedad 4 (William José, Oyarzabal, Xabi Prieto y Diego Llorente) – Real Betis Balompié 4 (Sanabria, Feddal, Joaquín y Sergio León)

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Empate loco en Anoeta en un partido en el que el Betis exhibió dos caras opuestas: la contundencia en el ataque y la fragilidad defensiva. El punto se puede dar por bueno porque el rival controló más el partido, pero adoleció de los mismo defectos que los de Setién.

El encuentro estuvo condicionado por la lluvia caída en San Sebastián, que dejó un césped rapidísimo y peligroso para los defensas. El partido fue un caos defensivo y una gozada para los jugadores de ataque y calidad que ambos equipos tienen. Los béticos no supieron aprovechar la circunstancia de estar hasta tres veces distintas por delante en el marcado (0-1, 2-3 y 3-4) y para cerrar el resultado y traerse los tres puntos de Donosti.

El Betis no fue capaz de imponer su estilo de toque y control del balón. Los de Eusebio tuvieron más posesión y fueron superiores a los de andaluces. Aun así, Sergio León dispuso de dos ocasiones para poner el 4-5 en el descuento. En la primera de ella, Rulli despejó a saque de esquina un lanzamiento de falta; en la segunda, el delantero de Palma del Río definió muy flojito en su intento de picar el balón por encima del portero argentino de la Real Sociedad.

Con este empate el Betis suma cuatro partidos consecutivos sin conocer la derrota, pero debe corregir muchos defectos defensivos que le han privado de conseguir una victoria importante. Hay que aprovechar la contundente pegada y calidad que tiene el equipo de Quique Setién en sus jugadores ofensivos.

LO MEJOR: la pegada del equipo.

LO PEOR: la fragilidad defensiva, que ha impedido ganar un partido en el que has logrado hacer cuatro goles a domicilio.

FOTO: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *