EL TRIÁNGULO DE HELIÓPOLIS

JJ Barquín @barquin_julio El triángulo de las Bermudas está muy lejos de La Palmera, pero las coincidencias son palpables. Lopera, Oliver y Galera han formado otro triángulo peligroso, que ahoga cualquier posibilidad de paz judicial en el Betis. Sea por sus rencillas personales, sea por sus egos, sea por el dinero que quieren trincar, lo cierto es que la institución sigue sufriendo. Soy de los que piensa que Galera tiene razón a la hora de pensar que llegados hasta aquí, lo mejor es esperar a que la justicia decida.

Supongo que por mi desconocimiento en temas de derecho, siempre he dicho que habría que llegar hasta el final y confiar en la justicia. Los que saben de esto siempre me dicen que mejor un mal acuerdo que un buen juicio. Pero siempre les digo que en el Betis el problema es que llegar a acuerdos con trileros profesionales es un riesgo muy alto. Lopera y Oliver son gente curtida en miles de batallas, que se mueven como pez en el agua en arenas movedizas. Embaucadores profesionales.

Oliver y Lopera son muy malos amigos de viaje cuando uno tiene que ir de vacaciones a los Juzgados. Hoy soy tu amigo, mañana no te conozco. Hoy quiero 8, mañana 15. Así son estos personajes, que solamente buscan su interés personal, lo que traducido quiere decir pasta. Lopera y Oliver mueren por el Betis, pero por su dinero. No se engañen. Lo demás son palabrería barata, donde son también unos artistas. Escuchar al dictador de Jabugo y al sofista navarro produce extrañas reacciones en todos los que estamos en nuestro sano juicio. Oliver hablaba maravillas de Haro y Catalán cuando ve mucha pasta. Ayer no los veía tan maravillosos porque había que compartir la pasta entre él y “messier” de Jabugo. Es lo que tiene ser codiciosos profesionales. Y mientras tanto, el Betis en medio de todos dos personajes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *