SOBRAN LOS MOTIVOS

Pablo Caballero Payán @pablocpayan Dice Joaquín Sabina en una canción que para decir «con Dios» a los dos nos sobran los motivos. Eso mismo pienso yo de la situación de Víctor Sánchez del Amo al frente del banquillo del Real Betis Balompié. Y espero, por el bien del club verdiblanco, que Haro, Catalán y Torrecilla se sepan de memoria esta parte de la canción de Sabina.

Como últimamente viene siendo habitual en todo lo que rodea a la entidad de Heliópolis, la precipitación les ha jugado una mala pasada a los mandamases del Betis. El pacto con Bitton es un ejemplo y las declaraciones asegurando la continuidad del entrenador madrileño para la próxima temporada es otro, aunque sabemos de sobra que, en el mundo del fútbol, impera el dicho de “donde dije digo, digo Diego”.

Además, Torrecilla no es nuevo en estos asuntos. En verano de 2013, solo tres días después de anunciar la continuidad de Abel Resino al frente del banquillo del Celta de Vigo, prescindieron del técnico toledano y ficharon a Luis Enrique. Así que, por mucho que se haya dicho que Víctor continuará siendo entrenador del Betis en la Liga 17/18, yo no apostaría por ello. Motivos hay de sobra. Vamos con ellos.

Sus erráticos planteamientos, sus cambios defensivos y el escaso porcentaje de victorias desde que llegó en sustitución de Poyet son buenos argumentos para los que defendemos un cambio de entrenador. El ex del Deportivo y Olympiacos se encontró con un equipo que tenía el objetivo propuesto por el club (del décimo puesto hacia arriba) a cinco puntos. Veintiún partidos después, esa meta se encuentra al doble de distancia.

Por todo esto, es más que notable y palpable el divorcio entre la mayoría de la afición y el actual técnico verdiblanco. Como se suele decir, la cuerda siempre se parte por el lado del entrenador en estos casos. Además, la única escapatoria que tienen Haro y Catalán para intentar revertir toda la desconfianza que se están ganando a pulso es la de dar un golpe de efecto con la contratación de un entrenador que genere ilusión, confianza y que aporte aire nuevo y bueno al club. Veremos.