VICTORIA TRAS LA SIESTA

Pablo Caballero Payán @pablocpayan

Real Betis Balompié 2 (Rubén Castro y Piccini) – C.D. Leganés 0

El Real Betis se ha hecho fuerte en casa y consiguió ante el Leganés una nueva victoria que lo aleja mucho de los puestos de descensos y lo sitúa a dos puntos del décimo puesto en la tabla clasificatoria. Los goles llegaron en la segunda mitad, tras una primera parte soporífera.

Los de Víctor disputaron unos primeros cuarenta y cinco minutos bastante flojos. Pocas jugadas de ataque y muchas imprecisiones, acciones previsibles y lentas y un juego desesperante y plano. Apetecía más echarse una cabezadita que ver lo que ocurría sobre el césped del Villamarín. A destacar de la primera mitad, por citar algo, la lesión de Sanabria y la quinta amarilla de Petros.

Salió el Betis tras el descanso con una marcha más. Avisó Rubén Castro un par de minutos antes de lograr el primero de la tarde. El canario aprovechó una asistencia magistral de Dani Ceballos para empezar a decantar la balanza para el lado de los verdiblancos. Los madrileños, lejos de volcarse e inquietar el área de Adán, no mostraron reacción alguna y sus ataques fueron inofensivos por completo. Jonás en dos ocasiones y Rubén en otra tuvieron el 2-0 en sus botas, pero no llegó la sentencia hasta el minuto 85, cuando Piccini, asistido por Alex Alegría, puso el punto final al partido.

Con esta victoria se superan los puntos logrados durante la primera vuelta de la temporada pasada, restando un par de partidos para concluir la de este campeonato. Debe servir para proporcionar tranquilidad y mirar hacia arriba, siempre con prudencia y sin lanzar las campanas al vuelo, ya que las carencias y los defectos, siguen siendo evidentes.

LO MEJOR: el pase de Ceballos en la jugada del primer gol bético.

LO PEOR: la lesión de Sanabria.