2016: OTRO AÑO MEDIOCRE Y DESILUSIONANTE

Pablo Caballero Payán @pablocpayan

Se acaba 2016 y el Real Betis Balompié sigue viviendo en la mediocridad deportiva, con la desilusión por bandera y con una crispación institucional que sigue siendo un lastre pesadísimo para que el crecimiento del club.

Cuatro entrenadores, dos directores deportivos y dos presidentes ha tenido la entidad de Heliópolis durante estos 366 días. El farragoso asunto accionarial y judicial parece no tener fin. Se agrava este tema con la paupérrima actuación del primer equipo bético. Aunque se consiguió el objetivo marcado para la temporada pasada, la imagen del equipo fue, en la mayoría de los partidos, lastimosa.

Tristemente, la situación no ha cambiado con la nueva campaña, en la que se marcó como objetivo asentar al equipo en la primera mitad de la tabla. De momento, no se ha logrado, y se tuvo que prescindir de Poyet porque el equipo era una ruina. La llegada de Víctor ha supuesto una leve mejoría en las prestaciones de la plantilla, pero aun lejos de lo que se pretende.

En la crispada, y por momentos barriobajera, Junta de Accionistas de anoche, se aprobaron las cuentas, la inclusión en la estructura del club de los equipos de baloncesto y fútbol-sala y se dejó constancia de que el bético no quiere saber nada del pasado, representado por Castaño, Bitton y Lopera. Lo que pasa es que, mientras que la situación deportiva no sea estable, digna y esté a la altura de la afición y la historia del club, Haro y Catalán lo tienen crudo para que su proyecto se consolide.

No creo que todo sea desastroso y criticable. Se están haciendo cosas muy interesantes y necesarias, pero mientras que los que se pongan la camiseta verdiblanca no la honren y la defiendan como deben, todas estas buenas acciones estarán en entredicho y cogidas con alfileres. La solución pasa por que todos rememos en la misma dirección y se lleguen a acuerdos beneficiosos para la estabilidad del Real Betis Balompié, cosa que, a día de hoy, veo difícil.

Ojala que el nuevo año traiga nuevos aires a nuestro querido club, que la situación deportiva mejore y que la deseada y necesaria estabilidad llegue. Desde Sentir Bético os deseamos un feliz 2017 y que nuestros sueños y anhelos verdiblancos se cumplan.

LA CAMPAÑA DEL MIEDO

JJBarquín  @barquin_julio

Llevamos varias semanas viendo como se gestiona una campaña en los medios de comunicación. Una campaña realizada por algunos periodistas «palmeros» y los máximos representantes del consejo de administración. Una campaña orquestada desde la planta noble del Villamarín para intentar cambiar la dinámica de opinión negativa hacia el actual consejo. Una campaña del nosotros o el precipicio. Una campaña del nosotros o el fin. Una campaña de miedo.

Y miedo es lo que menos necesita este Betis actual, porque el miedo atenaza, distorsiona y paraliza a las personas y también a las instituciones. Y en muchos casos, hace que la respuesta planeada sea la contraria de la esperada. En mi caso, han conseguido que los mire con más recelo todavía pues es la reacción natural ante una acción prefabricada, de maquillaje, que recuerda tiempos pasados.

Y es que comienzan Haro y Catalán a parecerse peligrosamente a esos políticos que cada cuatro años te piden el voto y después si te he visto no me acuerdo. Con la diferencia que en el fútbol los sentimientos son difíciles de gestionar y de conquistar. Porque el bético está cansado de mediocridad, de proyectos fallidos, de promesas y de incumplimientos. Y por mucho futbol sala, femenino o baloncesto que tengamos, al bético lo que le interesa es el primer equipo, su juego, sus triunfos y sus objetivos.

La balanza de Haro y Catalán se mueve hacia el lado de los errores como la falta de comunicación; la nula capacidad crítica; la excesiva creación de cargos; la poca cercanía al socio; la torpe negociación con Lopera y el penoso proyecto deportivo. Por esas razones, han pasado de ser una gran ilusión a ser un proyecto gris, que comienza a parecerse peligrosamente al pasado. Un proyecto que seguramente tendrá que sentarse con sus opuestos en la misma mesa y comenzar a entenderse para bien de la institución. Y no tengan miedo, que el miedo no sirve de nada.

SUSANA DÍAZ, FUTURA PRESIDENTA DEL REAL BETIS

Primicia informativa de JJ Barquín @barquin_julio y Pablo Caballero Payán @pablocpayan

Susana Díaz será en breve la Presidenta del Real Betis después de las conversaciones mantenidas en la última semana entre los representantes de Ahora Betis Ahora, Lopera y las plataformas.

La presidenta, reconocida bética desde chiquetita, ha sido la elegida por todos para intentar situar una figura de consenso al frente del club, con el objetivo de unir a un beticismo que lleva demasiados años de división social. La decisión se anunciará el próximo viernes durante la celebración de la asamblea ordinaria que tendrá lugar en el Hotel Al Andalus.

Parece que la presidenta ya ha dado su ok a los actuales gestores, pues podría compaginar su cargo al frente de la Junta de Andalucía con la de presidenta del club de sus amores, ya que ha decidido no presentarse a las primarias del PSOE. La llegada de Susana Díaz no sería la única puesto que la trianera ha indicado a Haro y Catalán que quiere incorporar algunos nombres para hacer un Betis más profesional y fuerte institucionalmente.

Por un lado, ha señalado que pondría a Amparo Rubiales como Vicepresidenta para dar más protagonismo a la mujer; la gran sorpresa es el puesto que Díaz quiere asignar a Manuel Ruiz de Lopera, que sería Director de Comunicación, a lo que el ex presidente ha contestado que “es un puesto perfecto porque se me da muy bien manejar er farz y el interner, eso sí antes de que cierre a las doce de la noche”.

Lopera tiene en mente varios programas para la Radio y la Televisión Oficial del Club. A las tres de la tarde, de lunes a viernes, presentará “tomen uhtedeh güena nota” Semanalmente habrá un espacio dedicado a la historia de la entidad, con el nombre de “¿dónde estaban uhtedeh en el 92?” y otro de consejos económicos bajo el título de “yo no mentrampo”

Queda por ver a quién designará Susana Díaz como Director Deportivo y como entrenador del primer equipo, aunque va sonando con fuerza para este último puesto una dupla compuesta por dos personas muy afines, en las que jamás han existido rencillas, celos, disputas y enfrentamientos: Felipe González y Alfonso Guerra.

TOTAL APOYO A YERAY

JJ Barquín @barquin_julio

Desde Sentir Bético queremos mandar un mensaje de apoyo al defensa del Athletic Club, Yeray Álvarez y a toda la familia rojiblanca en estos momentos difíciles para uno de sus leones. Como todos sabemos, hace cuatro años la afición bética vivió muy de cerca una situación muy similar con la noticia del tumor de pelvis que padecía su joven jugador Miki Roque. Mucha fuerza Yeray.

El defensa del Athletic Club, Yeray Álvarez ha sido sometido esta mañana a una operación quirúrgica en el Hospital de Cruces de Baracaldo que, según los médicos, ha transcurrido sin incidencias. En la intervención se le ha realizado una orquiectomía (estirpación del testículo afectado por el tumor) y el jugador permanecerá ingresado 24 horas y, a expensas de la evolución, será dado de alta mañana miércoles.

OTRO RIDÍCULO PARA LA COLECCIÓN

Pablo Caballero Payán @pablocpayan

R.C.D. De La Coruña 3 (Arribas, Luisinho y Babel) – Real Betis Balompié 1 (Piccini)

El Betis cayó eliminado de manera clara y merecida en Riazor ante un equipo que fue superior, supo aprovechar los numerosos y continuos fallos verdiblancos y desnudó al conjunto de Víctor, que sigue sin mostrarse regular y fiable.

Muy pronto, Arribas aprovechó el enésimo regalo de Bruno a la hora de realizar un buen marcaje para igualar la eliminatoria. El Depor no se fue alocadamente al ataque para voltear el resultado de ida. Se mostró prudente y, partir del minuto veinte, el partido fue de claro color visitante. Dispuso el Betis de alguna tres claras ocasiones para lograr el gol que le permitiera volver a tener ventaja en la eliminatoria, pero desaprovechó esas oportunidades.

La segunda parte fue bochornosa. El 2-0 fue un golazo tremendo de Luisinho del que nada se puede criticar. El segundo tanto local dejó al Betis más hundido de lo que suele estar y, antes de la hora de juego, Babel logró el tercero al no encontrar oposición alguna de Piccini. El italiano recortó distancias para, se suponía, ponerle algo de emoción a la eliminatoria, pero jamás volvió a crea peligro serio el conjunto bético. Incluso el Deportivo, se permitió el lujo de fallar un penalti.

Este nuevo ridículo del Real Betis debe servir para que Víctor Sánchez del Amo asuma que tiene, por si no la sabía, un difícil trabajo por delante para lograr el objetivo de la temporada. También debería servirle para llegar a la conclusión de que jugadores como Piccini y Bruno no deben jugar más, salvo casos de extrema necesidad. Son dos defensas muy blandos y generosos con los delanteros rivales y eso es intolerable.

LO MEJOR: que este año no tenemos que sufrir una eliminación a manos del Sevilla F.C.

LO PEOR: para no generalizar, aunque haya motivos, me quedo con Bruno y Piccini, dos defensas caritativos y bondadosos.

NO HAY ALTERNATIVA A LA MEDIOCRIDAD

Pablo Caballero Payán @pablocpayan

Al hilo del gran artículo que mi compañero J. J. Barquín escribió en este blog hace un par de días, me asalta una pregunta de fácil pero desoladora respuesta. ¿Hay alternativa a la mediocridad? No, no la hay.

Porque vamos a ser serios: Lopera, Castaño o Bitton no son opciones. Darle de nuevo las llaves del Betis a personas que están inhabilitadas judicialmente por su mala praxis cuando abocaron al club a un concurso de acreedores muy lesivo para los intereses de la entidad de Heliópolis, es un suicidio institucional. Ellos no podrían ejercer cargo alguno, pero pondrían a sus marionetas manipulables para hacer y deshacer a su antojo.

Antes dije que no había alternativa a la mediocridad actual. Voy a puntualizar que, al menos yo, desconozco si existe una tercera vía, ajena a los condenados e inhabilitados, que sea productiva, eficaz e interesante para el Real Betis Balompié. Me resulta improbable que exista porque, entre los actuales dirigentes y los culpables por el concurso de acreedores, tienen la mayoría del poder accionarial del club verdiblanco.

Estamos ante un callejón sin salida. Yo, si fuera accionista, lo tendría claro y me abstendría en la próxima Junta de Accionistas, asumiendo el riesgo que esa decisión conlleva. Mi deseo es que, ante la irremediable situación de mediocres o inhabilitados, continúen los primeros, sin duda alguna. Eso no significa que tengan mi apoyo y mi beneplácito. Ni mucho menos. Pero es que la otra opción es tan aterradora, que prefiero lo que hay ahora mismo.

¿Y cuál es la solución a este galimatías? Exigir sin contemplaciones y apretarle las tuercas a Haro, López Catalán y compañía. Hay que reconocer que todo, absolutamente todo, no se hace mal. Pero aquí prima lo deportivo, lo que ocurra con el primer equipo. El resto, es secundario, accesorio, siempre que se haga desde la legalidad más absoluta y estricta. Y de momento, lo que nos prometieron, no se cumple y, lo que es peor, no hay perspectiva de que vaya a cumplirse.

BETIS, LA FIESTA DE LA MEDIOCRIDAD

JJ Barquin  @barquin_julio

Los béticos asistimos el viernes a dos fiestas llenas de vulgaridad. Una en Sevilla. Otra en Vitoria. Las dos fueron decepcionantes. Una, por la penosa imagen de los máximos dirigentes cantando como si fueran simples forofos junto al sanedrín que dirige en la oscuridad, como si hubiera algo que festejar después de lo visto y lo que se avecina. La otra, por el nuevo episodio de medianía que orquestó una plantilla que confirmó en Mendizorroza que servirá para salvarse a duras penas. Dos fiestas para seguir instalados en la mediocridad más absoluta.

Un estado que es nuevo para los béticos. Nacimos con un ADN sufridor pero nunca hemos sido mediocres. El Betis que yo he conocido durante mucho tiempo no nadaba en la abundancia, pero era capaz de lo mejor y lo peor. Era una montaña rusa futbolística, pero tenía un sello muy particular. Tenía ese “no se qué”, imposible de explicar pero que conquistaba en la ciudad y fuera de ella. No era lo ideal pero mucho peor es estar anquilosados en ésta descarnada y absoluta mediocridad. Una vulgaridad que dura ya casi siete años desde que el dictador del Fontanal salió de la planta noble de La Palmera. Una zona donde entraron los llamados “notables” y que han fracasado de manera rotunda en la gestión de un club con un potencial brutalmente universal. El llamado “entorno” que ha movido los hilos del Betis estos últimos años, ha demostrado poca capacidad para gestionar un club de fútbol. Para muestra el dato más reciente: año 2016. 40 partidos oficiales. 12 victorias, 10 empates y 18 derrotas (40 goles a favor y 64 en contra).

Y mientras, Haro y Catalán empeñados en vender un proyecto que se parece peligrosamente al del anterior dictador: fichar y destruir jugadores, secretarios técnicos y entrenadores a una velocidad similar, a la que movían el pasado viernes sus servilletas en el Betis Sport Bar. Por no hablar de esa moda por crear cargos en pos de mejorar la estructura del club, cuando lo que se necesita es mucha calidad en el césped y poca cantidad de cargos en los despachos. Sinceramente, creí que empresarios béticos con talento podrían mejorar esta situación pero creo que son más de lo mismo, en este desierto de mediocridad llamado Betis.

RAMPLÓN Y SIN IDEAS

Pablo Caballero Payán @pablocpayan

Deportivo Alavés 1 (Deyverson) – Real Betis Balompié 0

 El Betis salió derrotado de Mendizorroza tras disputar un partido ramplón, carente de ideas, profundidad e ímpetu. El planteamiento de Víctor no funcionó y el equipo verdiblanco se vio siempre superado por el rival.

Sorprendió la alineación de Alex Martínez como centrocampista derecho, y el invento lastró al juego ofensivo del conjunto andaluz. Los ataques por esa banda siempre se veían ralentizados al jugar el canterano a banda cambiada. Desde el arranque se pudo comprobar que la escuadra vitoriana jugaba con un punto de más de velocidad e intensidad, pero sin demasiados alardes atacantes con peligro de gol.

Al poco de comenzar la segunda parte, Rubén Castro pudo cambiar el rumbo del partido, pero el canario falló en el mano a mano ante Pacheco. No sirvió la clamorosa oportunidad bética para tornar la situación a favor del Betis, que siguió con su juego inoperante y lento. Pasó que el Alavés terminó por encontrar un resquicio en la defensa bética. Mandi no siguió de cerca el desmarque de Deyverson y el brasileño no desaprovechó la ocasión para mandar el balón al fondo de la portería y finiquitar el partido.

Porque aunque quedaba todavía más de media hora para finalizar el encuentro, los de Víctor siguieron erre que erre con su juego lento y plano. El técnico madrileño le dio la oportunidad a Zozulia y el ucraniano demostró que a día de hoy, su nivel no da para jugar en esta liga. A diez minutos del final, corrigió el entrenador bético su fallo de alinear a Alex Martínez en la banda diestra y, en su lugar, entró Piccini para culminar el despropósito verdiblanco.

LO MEJOR: por quedarme con algo, cosa que es difícil tras el partido realizado, me quedo con las ganas y la entrega de Ceballos.

LO PEOR: el planteamiento de Víctor y el juego desplegado por los jugadores.

LOS RANCIOS MEDIÁTICOS

JJ Barquín @barquin_julio

Hugo Galera ha vuelto a aparecer en la escena verdiblanca gracias a una entrevista de la Cadena Ser y a una extensa carta dirigida al Diario ABC. Escuchando sus declaraciones, mortificándome con su escrito y viendo su foto, he tenido la sensación de volver a un mundo rancio, lleno de naftalina. En mi mente se repetía una sola frase: Hugo, tu tiempo ha pasado. Estoy cansado de ver siempre a los mismos. Sobre todo, porque siempre dicen lo mismo: que si el 92, que si las deudas de Retamero, que si me engañaron, que yo no pude hacer nada, etc.

Galera y muchos de los que estuvieron en los difíciles años ochenta, deberían plantearse recoger velas y no aparecer más por La Palmera, en calidad de personajes públicos ligados al club. Galera heredó un club con una tremenda deuda, pero su gestión no fue un ejemplo para las generaciones venideras. Además, una nefasta decisión corona su mandato: meter en el club al personaje más funesto y maléfico de la historia del Real Betis, Manuel Ruiz de Lopera. Nada más que por eso tendría que estar más que callado. Debería saber a estas alturas que es una voz reconocida dentro de club por el momento que le tocó vivir, no por su gestión y sus éxitos.

Galera y todos los miembros de las plataformas no son nadie para decir a la fiel infantería verdiblanca lo que está bien o mal, lo que hay o no hay que hacer. Ellos tienen el poder de sus acciones pero su tiempo en el club ha terminado. Hay que abrir puertas y ventanas para dejar salir el pasado y permitir el trabajo de un proyecto, que con sus luces y sombras, pretende hacer un Betis mejor, abierto, profesional y multideportivo. El beticismo debe agradecer las gestiones que han hecho las plataformas pero su misión está a punto de concluir y su presencia debe ser efímera.

El Betis de los béticos es una ilusión, un espejismo. Ya hemos comprobado que no es posible armar un poder anexo y dividido en miles de acciones. Es momento de dejar trabajar y hablar muy poco. Aún así, es comprensible que Galeras, Cuellares, Borbollas, Sotos y otros personajes de ese entorno maldito, no se resistan a una entrevista o a un micrófono con tal de seguir siendo rancios mediáticos. Eso sí, unos rancios muy verdiblancos.