MÁS FÚTBOL DE VERDAD Y MENOS QUEJAS

Sevilla F.C. 1 (Mercado) – Real Betis Balompié 0

El conjunto de Nervión se llevó el primer derbi de la temporada ante un Betis ramplón, falto de ideas, blando como la plastilina en defensa y que solo buscó al rival cuando se vio por detrás en el marcador.

Ante el peor Sevilla desde la época de Michel, los de Poyet no fueron capaces de ir a buscar el partido, de ser valientes y tener ambición. El Betis tiene un serio problema a la hora de crear un fútbol vertical, rápido, dinámico y que sorprenda a la defensa contraria. No hace nada de eso y así es muy difícil ganar partidos. A los de Sampaoli les bastó con estar ordenados y esperar a que llegara una ocasión, como así fue.

Al poco de iniciarse la segunda parte, un error en el marcaje de un calamitoso Bruno, permitió a Mercado rematar una falta y establecer el 1-0 definitivo. Luego llegó el grosero error del juez de línea al ver fuera de juego de Rubén Castro en una jugada que terminó en gol de Alex Alegría. El fallo es de libro y es lógico enfadarse, pero escudarse en esta acción para tapar todas las carencias y el patético partido realizado por el Betis es perjudicial para nuestros intereses.

Hay cosas más nefastas para el conjunto de Heliópolis que un gol mal anulado, como por ejemplo no contar con un mediocentro que saque el balón de manera limpia y que pueda competir físicamente de tú a tú contra rivales como los de ayer. También es mucho más perjudicial que un fallo del juez de línea, no tener una defensa contundente y seria. Y por supuesto, es mucho peor para el Betis ver persecuciones arbitrales que malos planteamientos de nuestro entrenador.

Señor Poyet, busque soluciones que permitan ver a un equipo de verdad sobre el césped. Déjese de montar espectáculos audiovisuales en las ruedas de prensa y forme un Betis del que los béticos nos podamos sentir orgullosos. Mucho trabajo tiene usted por delante.

LO MEJOR: nada de nada

LO PEOR: el penoso partido del Real Betis.

Pablo Caballero Payán @pablocpayan