UN PUNTO DE LOCURA

Real Betis Balompié 2 (Alex Alegría los dos) – Granada C.F. 2 (Carcela y Bueno)

El Real Betis sumó un punto en un partido loco que debió ganar pero que pudo perder. La preocupante primera media hora lastró las posibilidades de victoria de los de Poyet.

Repitió el entrenador uruguayo la alineación de Valencia pero el resultado fue diametralmente opuesto. No supo (o no pudo) dominar el encuentro y estuvo a merced de un equipo que, sin hacer nada del otro mundo, se puso con dos goles de ventaja al poco de pasar de la primera media hora de juego. El partido, que ya estaba algo alocado, se volvió completamente majareta con la entrada de Musonda por Fabián. Los verdiblancos debieron empatar antes del descanso tras acortar distancias Alex Alegría.

No se templaron los nervios en el descanso y el césped del Villamarín se convirtió en un manicomio. El Granada se quedó con diez a los nueve minutos de la reanudación y el Betis no tardó en empatar. De nuevo Alex Alegría lograba un gol que, llevaba el júbilo a las gradas de Heliópolis, que ya veían una remontada inesperada en la primera parte. Pero erró nuevamente el equipo bético al no tranquilizar el partido. Demandaba la situación calma y paciencia para lograr la victoria y los béticos no se la dieron.

Y bien que le pudo costar caro. Las ocasiones se sucedían a favor de los locales, pero fue el Granada el que dispuso de la más clara. La jugada se inicia con un control con la mano de un jugador granadista, circunstancia que aprovecha para montar un contragolpe que termina en penalti de Adán. El portero madrileño para el lanzamiento y el posterior rechace, salvando al Betis de la derrota.

Tras esta jugada, poco más se jugó. Se embarulló el encuentro demasiado, pero aun así, tuvo el Betis claras ocasiones para lograr el tercero, por no hablar del claro penalti sobre Felipe Guitérrez no señalado por Del Cerro Grande.

Resumiendo: no se puede tirar por la borda un partido de la manera en la que lo ha tirado el Betis en la primera parte. Es intolerable y no se debe repetir la primera media hora de juego. Luego la reacción ha estado bien y el equipo no ha bajado los brazos jamás, pero cuando remas contra la corriente, es más difícil llegar a buen puerto.

LO MEJOR: la reacción y los goles de Alex Alegría.

LO PEOR: la preocupante imagen hasta el 0-2

DETALLES: el infatigable trabajo defensivo de Petros

Pablo Caballero Payán @pablocpayan